Esther Jiménez recibió graves lesiones en todo su cuerpo tras ser víctima de un ataque con ácido en 2011.

La joven, oriunda de República Dominicana, perdió un ojo y su nariz, razón por la que tuvo que someterse a varias cirugías.

“Un día llegó un muchacho y se quedó mirando una cadena que yo tengo (…) dijo ‘toma que ahí te mandaron'», relató Esther Jiménez.

Conoce su historia de vida y no dejes de seguirla en sus redes sociales.