César López, propietario del Hotel La Herradura en Villavicencio, asegura que desde el primer día puso a disposición el espacio.

El hotel comenzó la labor hace 70 días viendo la situación de rechazo contra el personal médico, decidieron abrirles la puerta para que tuvieran un espacio seguro en el cual pasar los tiempos de aislamiento preventivo y evitar contagios de sus familiares.

Actualmente, según indicó López, el hotel está con toda su capacidad -unas 75 personas-, a las cuales se les brindan las tres comidas diarias pese a que no cuentan con un apoyo de la Alcaldía de Villavicencio o de la Gobernación del Meta.

El propietario del hotel asegura que él lo puso a disposición de los gobiernos locales al inicio de la emergencia sanitaria, pero solo fue “hasta el 16 de abril que el gobernador nos mandó un solo mercado”.

Por su parte, López contó que hace poco más de dos semanas vinieron funcionarios de la alcaldía a pedir reporte de los trabajadores del hotel y las personas allí hospedadas para ver si clasificaban para las ayudas, sin embargo, este miércoles, una funcionaria del gobierno local de Villavicencio aseguró que La Herradura quedaba excluida “porque han dicho que no los hemos ayudado”.

Durante este tiempo el hotel se ha sustentado principalmente por las donaciones -en especie, no reciben efectivo- de “amigos”, como los nombra López, que entre mercados y productos sueltos aportan para poder cocinar y ayudar al personal de salud que allí ha encontrado refugio.

Mira la entrevista historia completa aquí: