El hecho se presentó en Argentina luego de que un hombre de 47 años se metiera ilegalmente a la casa de su exnovia para golpearla.

Micaela, la víctima de este suceso, estaba en su casa durmiendo cuando sintió que uno de los cristales de las ventanas se rompió. Pocos segundos después su exnovio, que había salido de la cárcel, estaba sobre ella golpeándola.

Un vecino quien oyó los gritos de auxilio de la mujer llamó a la policía. Los agentes llegaron rápidamente a la casa de la víctima y pudieron detener al sujeto.

El hombre, que vive cerca de la casa de Micaela, tiene antecedentes penales. Además, la mujer lo ha denunciado dos veces por violencia de género a lo largo de los cuatro años que tuvieron de relación sentimental.
Sugerimos discreción. Imágenes fuertes.