El 28 de diciembre, más conocido como el Día de los inocentes, se conmemora una masacre que ocurrió hace cientos de años y que pocos saben.

De acuerdo con el relato bíblico del evangelio de San Mateo, la historia sucedió cuando unos magos llegaron a Jerusalén en búsqueda del futuro rey de Israel.

Los sabios explicaron que habían visto aparecer su estrella en el oriente, que les recordó una profecía del antiguo testamento.

Según la profecía, «cuando aparezca una nueva estrella en Israel es porque ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones».

El rey Herodes, temeroso por perder el trono y habiendo sido engañado por los sabios del oriente, quienes habían prometido decirle el lugar exacto del nacimiento de Jesús, mandó a matar a todos los niños menores de dos años.

Los detalles sobre la masacre en el Día de los inocentes se los contamos en el siguiente informe de El Valor de la Verdad.

Publicidad