Hay tapabocas reutilizables, pero los médicos recomiendan desinfectarlos con cierta regularidad para continuar su uso.

Una de las formas más comunes para desinfectar la mascarilla es colocándola en un recipiente con agua hirviendo durante cinco minutos.

El centro médico Beth Israel de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts han encontrado una fórmula para desinfectar los tapabocas N95, de forma que sean reutilizables sin afectar el filtro.

El método es tan sencillo, que cualquier persona puede hacerlo desde casa con su microondas, un envase de vidrio, una típica malla de supermercado y un caucho.

En el informe de “El Valor de la Verdad” te explicamos los detalles de este procedimiento para que desinfectes tu tapabocas y así lo puedas seguir usando sin dañar el filtro.

Según los científicos, el método garantiza que el vapor de agua elimine la mayor parte de virus y bacterias contaminantes.