Publicidad
Uno, Dos, Tres

Uno | Surge la polémica por un proyecto sobre bancos de alimentos

Son una fantástica herramienta para combatir el hambre de vastos sectores pobres de la población y aprovechar alimentos que van a la basura

Publicidad

Los bancos de alimentos son un modelo que funciona en muchas partes del mundo.

Son una fantástica herramienta para combatir el hambre de vastos sectores pobres de la población y aprovechar alimentos que habitualmente van a la basura y al desperdicio.

Estos organismos operan articulando empresas privadas, academias, organizaciones sin ánimo de lucro y congregaciones religiosas, como en el caso del Banco de Alimentos de Bogotá, del padre Daniel Saldarriaga. En Colombia, funcionan 22 bancos de alimentos.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en Colombia, más de tres millones de personas están subalimentadas o con hambre, mientras, irónicamente, se desperdician más de diez millones de toneladas de alimentos al año.

Una falsa alarma saltó hoy, cuando el partido Cambio Radical presentó en el Senado un proyecto de reforma constitucional que supuestamente iba a acabar con esa clase de organismos de solidaridad social.

Según explicó a esta sección el congresista Modesto Aguilera, su partido está proponiendo todo lo contrario; lo que el proyecto plantea es lo siguiente:

Primero: elevar a norma constitucional el derecho a una alimentación saludable y adecuada, para erradicar la desnutrición crónica que tienen vastas regiones del país.

Segundo: se crea el banco oficial de alimentos, que le permitirá al Estado destinar recursos públicos para financiarlos.

La Asociación de Bancos de Alimentos llamó la atención porque supuestamente esta reforma podría perjudicarlos. Ojalá el proyecto fortalezca los bancos de alimentos y no los afecte

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News