contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Uno, Dos, Tres

Uno | Estuve visitando el pabellón de los quemados, ¡qué barbaridad, decenas de víctimas!

Featured Video Play Icon

12-Mar-18

El incendio fue intenso y la lista de los quemados en las elecciones de ayer es larga.

Comencemos por el Centro Democrático. Como se sabe, el expresidente Álvaro Uribe, para contener una sublevación interna que tenía en su partido, porque todos los aspirantes al Senado querrían estar en una lista cerrada y en los primeros lugares, ejerció una actitud de autoritarismo, muy propia de su manera de ser: ¡decidió abrir la lista! Como quien dice: señores, dejen de ser tan cómodos ¡y trabajen para que cada uno consiguiera sus propios votos! Esa decisión le significó perder curules en el Senado. Aun cuando su partido aparece como ganador, porque fue la colectividad que más votos alcanzó, la lista abierta solo le permitió ganar 19 senadores: su partido tenía 20 y aspiraba por lo menos a 24.

José Obdulio Gaviria, uno de los senadores símbolo de su partido, se opuso a la apertura de la lista, y como la vieja advertencia premonitoria de Jorge Mario Eastman, él sabía lo que venía. Y eso fue lo que pasó: fue él uno de los quemados. El último de la lista de 19 senadores del uribismo fue el exalcalde de Buga John Hárold Suárez, con 26.760 votos; el número 20 es precisamente José Obdulio, quien obtuvo 25.762; le faltaron apena 998 votos.

¡Pero quién quita! José Obdulio es un gran peleador, y con seguridad va a luchar en el escrutinio final por esos mil voticos que le quitaron la curul.

Pero en el Centro Democrático Uribe solo perdió un senador; en el caso del Partido de la U, la quemazón fue terrible.Aspiraba a conservar las 21 curules que tuvo hace cuatro años, pero solo logró 14, ¡perdió siete senadores! La última de los salvados fue la senadora llanera Maritza Martínez. Después de ella se quemaron Guillermo Molina, Ángel Custodio Cabrera, Jimmy Chamorro, Manuel Guillermo Mora, Hernán Penagos, Carlos Eduardo Osorio y Eduardo Tousde la Ossa, heredero del Ñoño Elías.

En el caso del Partido Liberal, tenía 17 senadores y perdió tres. Solo obtuvo 14, aun cuando en este momento la aspirante Arleth Casado de López, actual senadora, esposa de Juan Manuel López Cabrales, confía en salvarse en el escrutinio oficial, porque perdió por pocos votos. En el liberalismo, otra quemada fue la exsecuestrada Clara Rojas, quien aspiraba a la Cámara, quien apenas alcanzó 10.627 votos.

El Partido Conservador, que tiene 18 curules, perdió tres y solo logró 15; los tres candidatos que siguieron a la votación de Soledad Tamayo, última salvada, son Javier Mauricio Delgado, Heriberto Sanabria, Juan Manuel Corzo y Olga Suárez Mira. Y en los representantes azules se quemó también el eterno Telésforo Pedraza.

Las madres modernas aplican hoy crema número 4.

También te puede interesar