contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Uno, Dos, Tres

Uno | Debate sobre la postulación de un exparlamentario del Centro Democrático a la Comisión de Derechos Humanos

Featured Video Play Icon

10-Jun-19

Estalló un debate sobre si el exparlamentario del Centro Democrático y desmovilizado del M-19 Everth Bustamante será o no será aceptado como miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La semana pasada dijimos que un panel de reconocidos expertos internacionales había dado mala calificación a Bustamante: consideraron que no tiene experiencia en derecho internacional humanitario.

Bustamante acaba de enviar un mensaje a esta sección, en donde afirma: «No existen ni están autorizados organismos paralelos externos a la OEA para intervenir en este proceso […] En Colombia, varias ONG demandaron al presidente y al canciller para que la autoridad competente ordenara al Gobierno a retirar mi candidatura […] El Tribunal Administrativo de Cundinamarca rechazó la medida cautelar por medio de la cual buscaban que se retirara mi candidatura. Por lo tanto, queda en firme mi candidatura y estaré participando en la elección […]. Solicito rectificación».

Tiene razón parcial el señor Bustamante, y explico: es cierto que la mala calificación que recibió del panel de expertos no es vinculante, es cierto que su candidatura sigue vigente, pero también es cierto que quienes objetaron su hoja de vida y su capacidad no fueron simples ONG: se trató de los más reconocidos y respetados expertos en materia de derechos humanos, y ser experto en derechos humanos es un requisito indispensable para aspirar a ser miembro de la comisión.

Si el doctor Bustamante no quiere exponerse al riesgo de no ser elegido en la próxima asamblea de la OEA en Medellín, lo inteligente sería retirar su candidatura. Y debe quedar claro que una cosa son los expertos y otra, las ONG, ¡lo que pasa es que coincidieron!

También te puede interesar