Ad
Ad
Ad
Ad
Uno, Dos, Tres

Dos | La puja por la presidencia del Consejo Nacional Electoral está que arde

En dos semanas, el Consejo Nacional Electoral tendrá que elegir al nuevo presidente de la corporación para reemplazar a la actual presidenta

Ad

Nueve magistrados integran el Consejo Nacional Electoral: son delegados de los partidos, elegidos por el Congreso en pleno, en representación proporcional a las bancadas que conforman el Senado y la Cámara; hay un décimo integrante que está en representación de las antiguas Farc, que tiene derecho a voz, pero no a voto.

En dos semanas, el Consejo Nacional Electoral tendrá que elegir al nuevo presidente de la corporación para reemplazar a la actual presidenta, Fabiola Márquez. Para sucederla, se han postulado César Lorduy, de Cambio Radical, y Alfonso Campo, del Partido Conservador.

Y aquí viene lo complicado: para ser elegido se necesitan seis votos; a Lorduy, por ser de oposición, no lo acompañan la mitad de los magistrados actuales: dos del Pacto Histórico, uno del Partido Liberal y otro de la U; y a Campo, por ser del Partido Conservador, que cada día radicaliza su oposición al gobierno, los mismos cuatro no le quieren dar su voto.

La solución sería una tercería, que podría desentrabar el proceso, y es la candidatura de la exsenadora de la U Maritza Martínez, pero ella aún no ha postulado oficialmente su nombre, está adelantando unas consultas.

Como el tiempo apremia, si no hay un acuerdo antes de dos semanas, la presidencia del Consejo Nacional Electoral se asignará por orden alfabético entre los magistrados y en este caso, le correspondería al conservador Alfonso Campo.

Y eso es lo que seguramente pasará, porque en los últimos 20 años, por esas pujas políticas nunca, absolutamente nunca se ha logrado un acuerdo para elegir rápidamente al presidente del Consejo Nacional Electoral.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News