contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Juan Fernando, el hermano de Petro que será candidato en las elecciones

Hace unas semanas se conoció que el hijo del senador Gustavo Petro, Nicolás, se lanzará como candidato a la Gobernación del Atlántico. Esta semana, el turno fue para su hermano. Juan Fernando Petro, hermano menor del excandidato presidencial, será candidato a la alcaldía de Cajicá (Cundinamarca) por el Movimiento Colombia Humana, en las elecciones del próximo 27 de octubre.

Consciente de que aspira con el respaldo de un apellido que genera odios y amores y que no necesita presentación, lo primero que aclara es que su candidatura no debe entenderse como nepotismo, aunque no controvierte la idea que la familia Petro se pueda convertir en una estrategia para ganar fuerza y posiciones en la política local.

Cree que la carrera de su hermano -en la que lo ha acompañado desde 1993- le ha enseñado a querer participar en el proyecto político de la Colombia Humana. “Mi pensamiento ha cambiado como consecuencia de lo que le ha sucedido a Gustavo Petro y con lo que plantea para el país”, le explicó al Sistema Informativo del Canal 1.

Juan Fernando Petro tiene 57 años, dice que siempre ha querido apoyar a su hermano desde un perfil bajo, y que así ha funcionado hasta el día de hoy. Escucharlo hablar, no solo por su tono de voz sino por la creencia de que la única salida que tiene el país es la Colombia Humana, es casi escuchar al exalcalde de Bogotá. Justo en la mañana de este viernes, al terminar una entrevista con Blu Radio, lo llamaron “megalómano” por esa misma razón.

De cómo llegó a proponer su candidatura, dice que los ‘nodos’ de la Colombia Humana en el municipio fueron quienes elevaron su nombre. “Llegó un momento en que un grupo de personas me sugirió que me lanzara a la alcaldía Cajicá. Yo en un comienzo no lo quise porque sabía que nos iban a tratar de nepotistas”, contó el aspirante.

¿Y qué piensa Gustavo Petro de su candidatura? Juan Fernando reconoce que el tema lo trató muchas veces con su hermano. “En muchas ocasiones él me dijo que no lo hiciera, pero lo hice porque fue una decisión personal debido a la insistencia de las personas”, recuerda.

Llevar el apellido Petro le trae la ventaja y la desventaja. El candidato asegura que este camino político no ha sido nada fácil debido a las acusaciones que desde ya se empiezan a generar por parte de varios sectores. Incluso teme que su aspiración genere rencillas también con su hermano, que siempre había estado renuente a la idea y que queda en una posición incómoda por haber denunciado el nepotismo de otras familias y ‘clanes’ políticos. 

“Por todas las acusaciones que comienzan a suceder, no creo que Gustavo Petro esté a favor de esta candidatura y yo tampoco lo quiero perjudicar, pero si me desprendo del apellido siento la necesidad que hay que hacer algo y si me conecto con el apellido perjudico la imagen política de mi hermano”.

Juan Fernando Petro no es político y dice que no cree en los partidos sino en los movimientos. Estuvo a punto de graduarse de Biología en la Universidad Nacional, pero no lo consiguió, según dice, porque su tesis negaba la selección natural de Darwin y su osadía le costó la obtención del título. 

Sobre si arrepiente de ser aspirante, dice: “He trabajado en trabajo social, pero ahora me empiezo a dar cuenta de que hay muchos intereses que no son claros, porque se empiezan a aparecer cosas que yo no había calculado. Me arrepiento en ese sentido”, le explica al Sistema Informativo Canal 1.

Sus apuestas para la alcaldía de Cajicá tienen que ver con el panorama sobre la ordenanza de los espacios verdes, cobertura y calidad en la educación. La campaña apenas comienza y Juan Fernando ya se enfrenta el peso del apellido Petro. Si no lo consigue, dice que acompañará a Gustavo en las presidenciales de 2022. El 28 de octubre confirmará sus planes.