contraer-imagen expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp

Noticias

‘El peligro de cierre de universidades públicas es inminente’: pdte. de ASCUN

Featured Video Play Icon

Hace 2 meses

04/10/2017

Después de la entrevista, en «Pregunta Yamid», con Adolfo León Atehortúa, rector de la Universidad Pedagógica y presidente de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún),

En entrevista en Pregunta Yamid, Adolfo León Atehortúa Cruz, rector de la Universidad Pedagógica de Colombia y presidente de la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN, presenta los riesgos que padecen las universidades públicas debido al corto presupuesto que el Estado les aporta.

Este miércoles, estudiantes, profesores y catedráticos marcharon en distintas ciudades del país por la crisis que se avecina para las universidades públicas. De hecho, el rector envió una carta a los ministros de Hacienda y de Educación donde denuncia la inminente crisis que está a punto de poner en peligro las instituciones.

“Las universidades publicas traemos un déficit acumulado porque a partir del año 1992 con la ley 30 el presupuesto que nos asigna la Nación se incrementa solo en el IPC, pero los salarios de nuestros profesores, funcionarios, trabajadores no van indexados con el IPC sino con el salario mínimo”, sostuvo Atehortúa.

Indicó además que “nuestros gastos se han triplicado, porque se triplicó la cobertura, porque atendemos hoy la actualización tecnológica con todo lo que representa en licencias dolarizadas, porque atendemos las mismas obligaciones que el Gobierno nos impone, como es el descuento por participación electoral, entre otras”.  

Específicamente, en el año 2006 “en las universidades, más o menos el 70 % lo ponía la nación y el 30 % recursos propios, hoy estamos 50 – 50,  es asfixiante”, precisó.

Asimismo agrega que la crisis no es hoy, data de mucho tiempo atrás, pero se hizo aguda cuando el en gobierno de Uribe, las universidades estatales triplicaron la cobertura. “Teníamos en los años 2002 – 2004 un poco más de 200.000 estudiantes en todas las universidades, hoy tenemos 600.000”.

En cuanto al aporte anual del Estado a la universidad por estudiante, Atehortúa aseguró que varía de acuerdo a la institución y a la carrera, “tenemos universidades en donde el aporte per cápita puede llegar a los 3 millones y tenemos otros en donde llega a los 10 millones”, este se ha venido reduciendo paulatinamente porque tiene que ver con el IPC.

Otro de los peligros es el riesgo que tienen las edificaciones por su antigüedad y poco mantenimiento, “hoy en día necesitaríamos 13 billones de pesos para recuperar nuestra capacidad de ofrecer servicios educativos de calidad, basta con mirar el estado de las edificaciones en muchos lugares del país”.

Y puso como ejemplo la Universidad del Tolima, la cual está a punto de cerrar, “hay algunas cuya crisis ya se ha aseverado como la Universidad del Tolima, hay otras que tienen deudas bancarias o internas porque tienen que tomar recursos de inversión  para poder pagar la nómina”.

“El Gobierno nacional nos da 68 mil millones y nuestra nómina vale 78 .000 millones, tenemos que conseguir 10.000 millones”, indicó.

Enseguida se cuestionó: “¿cómo adquirimos tecnología, cómo pagamos licencias de software, servicios públicos? el remedio es cumplimiento de la ley, ¡impleméntenla!”.

Pidió ser escuchados como entidad necesaria para el futuro de los jóvenes, “estamos buscando que se nos conceda una ley que reconoce al IPN como patrimonio histórico cultural nacional y que de algún aporte, estamos pidiéndole al consejo de Bogotá que nos exonere del pago de tributos”.

Porque además, planteó el rector de la Pedagógica, “el problema es que el Gobierno Nacional con sus normativas no solamente no nos da lo que necesitamos si no que nos pone obligaciones”.

“En parte el congreso tiene la solución con el presupuesto 2018 y el Gobierno Nacional, tomando una decisión de que Pilo Paga se convierta en política pública”, precisó.

Los cambios fundamentales deben hacerse desde los recursos, pues según Atehortúa “el modelo de financiación que hemos ido empleando en donde el Estado disminuye el aporte que da y las universidades salimos a buscar recursos propios es un modelo que ha hecho crisis, es un modelo que ya no se puede sostener”.

VEA MÁS DE LA ENTREVISTA EN EL VIDEO