Publicidad
Cargando...
El 1 Opina

Las oportunidades en la gestión de residuos plásticos

Felipe Barros
Gerente General de Resiter Colombia

Publicidad

El plástico, omnipresente en nuestra vida cotidiana, se ha convertido en una sombra que se cierne sobre nuestro futuro ambiental. Con cifras alarmantes provenientes de la ONU, que predicen un consumo mundial de 1.600 millones de toneladas de plástico para 2050, y datos concretos sobre la situación colombiana proporcionados por Greenpeace, es evidente que la gestión de residuos plásticos es un desafío apremiante para nuestro país.

Colombia, como muchos otros lugares en el mundo, se enfrenta a la realidad desalentadora de que solo el 9% de los 8.3 mil millones de toneladas de plástico producido globalmente desde la década de 1950 ha sido reciclado. El 45% de este plástico se ha infiltrado en nuestros ecosistemas, afectando la biodiversidad y amenazando la salud pública.

El gobierno colombiano ha tomado medidas significativas al prohibir productos plásticos de un solo uso, demostrando un compromiso con la reducción de residuos. Sin embargo, el éxito de estas iniciativas depende en gran medida de la participación activa de la industria, que representa la columna vertebral en la lucha contra la huella plástica.

Aunque es alentador que Colombia genere solo el 20% de la producción mundial de macroplásticos en América Latina y el Caribe, la tasa de reciclaje del 4% de los plásticos producidos es un llamado de atención. En comparación con el impresionante 83% de reciclaje de botellas PET en Suiza, queda claro que hay un vasto terreno por explorar en términos de eficiencia de reciclaje.

Las empresas, como protagonistas clave, deben liderar la carga hacia soluciones innovadoras y sostenibles. Resiter Colombia destaca la necesidad de promover alternativas sostenibles, fortalecer la infraestructura de reciclaje y fomentar la economía circular. Estos pilares son esenciales para cambiar la percepción de los residuos plásticos como desechos y comenzar a verlos como recursos valiosos.

La colaboración entre el gobierno, organizaciones y empresas es crucial. Establecer alianzas estratégicas permitirá una sinergia que potencie los esfuerzos individuales, promoviendo un enfoque integral y sostenible para abordar el desafío del manejo de residuos plásticos en Colombia. Incentivos económicos y fiscales para empresas ambientalmente responsables son pasos concretos que pueden catalizar un cambio significativo.

En última instancia, la gestión efectiva de residuos plásticos en Colombia no es solo una responsabilidad gubernamental o empresarial, sino un esfuerzo colectivo que requiere la participación activa de cada ciudadano. Reducir nuestro consumo, adoptar prácticas de reciclaje y presionar por cambios significativos son pasos simples pero poderosos que todos podemos dar.

El reloj está corriendo, pero aún estamos a tiempo de cambiar el rumbo. Colombia tiene la oportunidad no solo de enfrentar el desafío de los residuos plásticos, sino de convertirse en un ejemplo para la región en la gestión sostenible de nuestros recursos. La decisión está en nuestras manos y, más que nunca, es el momento de actuar.

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News