Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 4.040,20
  • Euro$ 4.393,81
  • MSCI COLCAP1.367,69
  • Petróleo (Brent)US$ 83,01
  • Petróleo (WTI)US$ 80,49
  • Café (lb.)US$ 2,38
  • Oro (oz.)US$ 2.457,30
  • UVR$ 374,12
  • DTF E.A. (90d)10,08%
El 1 Opina

Entre esperanza y desafío: una mirada desde el último estudio de consumo

Diego Santamaría
Socio de Bain & Company

Publicidad

En un mundo que parece girar cada vez más rápido, donde los cambios son constantes y las preocupaciones abundan. El estudio “Consumer Pulse” de Bain & Company nos ofrece una ventana para entender mejor cómo los consumidores en América Latina, y particularmente en Colombia, están navegando por este panorama.

Uno de los mensajes clave que resuena fuertemente es la adaptación del consumidor a este entorno cambiante. Es como si estuviéramos todos en un constante malabarismo, tratando de equilibrar nuestras experiencias, preocupaciones financieras y el deseo de llevar una vida más saludable. De hecho, según nuestro estudio, el 88% de los colombianos están reduciendo o planeando reducir sus gastos. El costo de vida y la estabilidad del país son sus principales preocupaciones.

Pero, a pesar de este equilibrio precario, hay una esperanza palpable en el aire. Aunque las preocupaciones no son pocas, hay una creencia en un futuro mejor, una creencia en que Colombia estará mejor dentro de cinco años, compartida por el 41% de los ciudadanos que participaron del estudio.

Sin embargo, las diferencias de prioridades del consumo de aquellos de ingresos más altos versus aquellos de ingresos más bajos son evidentes. Mientras el 45% de los ciudadanos del primer grupo afirmó contemplar el ocio dentro de su presupuesto, solo el 28% del segundo grupo confirmó al ocio como una actividad que cuantifican.

Un tema resaltó especialmente en el último informe es el dilema de la sostenibilidad. Si bien, en Colombia, el 90% de los ciudadanos valora los productos que aportan al equilibrio ambiental, solo el 48% lo considera un factor clave al momento de tomar la decisión de compra. En el país se valoran los aspectos sostenibles como parte del valor agregado de los productos, pero las limitaciones financieras impiden a los consumidores actuar en consecuencia. Aquí hay un reto para las empresas y para nosotros como consumidores: ¿Cómo podemos cerrar esta brecha entre lo que valoramos y lo que estamos dispuestos a pagar?

Y no podemos olvidar el tema de la salud. Todos queremos estar más saludables, pero las barreras están ahí en cada esquina. Las distracciones cotidianas, la falta de apoyo y las restricciones financieras impiden al 22% de los latinoamericanos llevar un estilo de vida más saludable. Aunque la brecha entre nuestras aspiraciones y nuestra realidad puede ser grande, no es insuperable.

Finalmente, está la cuestión de nuestras actividades digitales pues el 44% de los latinoamericanos considera que, en exceso, estas son nocivas para su salud mental y su sensación de bienestar. Queremos reducirlas, pero al final del día seguimos dedicando gran parte de nuestro tiempo libre a actividades digitales de trabajo o recreativas.

Existen imperativos fundamentales para que las empresas gestionen problemas a corto plazo y comiencen su transformación para enfrentar desafíos a largo plazo. Desde Bain & Company identificamos cinco rutas para procurar este bienestar en el mercado laboral: 1. Aumentar el conocimiento de los consumidores: 2. Inversión para la formación en competencias básicas; 3. Incorporar y medir la sostenibilidad en la estrategia de negocio; 4. Reimaginar los modelos operativos y 5. Transformación de las experiencias desde la digitalidad.

El estudio “Consumer Pulse” nos ofrece una visión fascinante de la vida de los consumidores en América Latina, con todas sus complejidades y contradicciones. Nos muestra que a medida que la sociedad se adapta a las condiciones cambiantes, es evidente que el consumo y las preferencias se están redefiniendo para garantizar la estabilidad financiera y maximizar el bienestar individual. Con estas tendencias en mente, es posible vislumbrar un futuro donde la resiliencia y la adaptabilidad sean los pilares que impulsen el crecimiento y la prosperidad de Colombia y la región.

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News