Publicidad
El 1 Opina

El momento es ahora: ¡movilidad inteligente para las ciudades!

Jorge Laverde
Secretario General Comisión VI del Senado

Publicidad

En la actualidad, la congestión vehicular en las ciudades es un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo. Esta situación, caracterizada por largos tiempos de desplazamiento, “trancones” y altos niveles de estrés, tiene diversas causas que contribuyen a la acumulación de vehículos y al colapso del tráfico. El exceso de vehículos en circulación debido al crecimiento constante de la población, sumado al aumento del poder adquisitivo, ha llevado a un incremento significativo en la cantidad de vehículos en las carreteras no solo de las grandes ciudades, sino también en un fenómeno observado y creciente en ciudades intermedias.

En una gran proporción de ciudades intermedias se carece de infraestructura adecuada, evidenciando que no se ha desarrollado una infraestructura vial acorde con el crecimiento del parque automotor y las necesidades de movilidad de la población, lo que se traduce en calles estrechas, falta de vías de acceso, puentes insuficientes y deficiencias en la planificación urbanística que contribuyen a la congestión del tráfico y la dependencia excesiva del transporte privado, puesto que las personas optan por utilizar sus vehículos particulares al no encontrar alternativas de transporte público eficientes y asequibles. Esta alta demanda de movilidad colapsa las calles y genera mayores tiempos de desplazamiento para todos.

Al analizar las ciudades colombianas, el diagnóstico es aún más preocupante. Según cifras de SINNETIC (2022) consultora en data science e inteligencia artificial, el 20% de personas consultadas tarda más de una hora en llegar a su sitio de trabajo o estudio, lo que equivale aproximadamente a 22 días al año de tiempo solamente movilizándose. Al revisar por preferencias en medios de transporte, el 25% elige caminar, 23% que escoge la bicicleta en contraste con el 16% de consultados que prefiere un taxi, 14% opta por usar Uber y 37% de los encuestados prefiere una motocicleta.

Al sumar por medios de transporte basados en derivados fósiles, se observa que el 67% de los consultados prefiere usarlo, mostrando una marcada tendencia y a su vez, dejando rezagadas las alternativas de transporte limpias. Pero el problema va más allá, la congestión vehicular no solo tiene un impacto negativo en la calidad de vida de los ciudadanos, sino que también genera problemas económicos y ambientales. Los “trancones” prolongados resultan en un mayor consumo de combustible y emisiones de gases contaminantes, lo que contribuye al deterioro de la calidad del aire y al cambio climático. Además, la congestión tiene un costo económico significativo en términos de tiempo perdido, ineficiencia y menor productividad.

Como respuesta, surge la apuesta por una movilidad inteligente convirtiéndose en una solución innovadora y prometedora para abordar los desafíos que plantea el transporte urbano en la actualidad. Esta nueva concepción busca mejorar la eficiencia, la sostenibilidad y la calidad de vida en las ciudades a través de accesibilidad local, disponibilidad de infraestructura TIC y sistemas de transporte sostenibles, innovadores y seguros. Para operativizar esta apuesta, se propone un conjunto de recomendaciones para avanzar en la implementación de una movilidad inteligente en las ciudades.

Lo primero está relacionado con sistemas de transporte integrados. Esto permite a los usuarios desplazarse entre diferentes modos de transporte. Esta integración se logra a través de tarjetas de pago integradas y aplicaciones móviles que facilitan el acceso y la planificación de los viajes. Así mismo, la promoción de la electrificación y los vehículos de cero emisiones. En este sentido, los vehículos eléctricos representan una alternativa más limpia y sostenible en comparación con los vehículos de combustión interna. (Sin embargo, en el país aún son escasos los esfuerzos para impulsar este medio alternativo de transporte)

Igualmente, se debe desarrollar una infraestructura inteligente mediante el uso y aprovechamiento de sensores y sistemas de control de tráfico e internet de las cosas (LoT) que ayudan a regular el flujo de vehículos y proporcionan información en tiempo real sobre el estado del mismo, además del uso de inteligencia artificial a través de los datos recolectados para optimizar la planificación y la operación del transporte, identificar áreas problemáticas y proponer soluciones más efectivas.

En síntesis, la movilidad inteligente representa una oportunidad para el momento actual en áreas de promover ciudades más fluidas, limpias y conectadas donde el transporte sea más eficiente, sostenible y seguro.

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores, y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News