contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Nacional

Se hizo un tatuaje embarazada, perdió a su bebé y quedó en silla de ruedas

Featured Video Play Icon

02-Oct-18

Luisa Fernanda Buitrago, oriunda de Yopal, Casanare, estaba embarazada cuando decidió hacerse un tatuaje debajo de un seno derecho, sin saber las consecuencias.

La mujer se tatuó la frase “No me dejes caer jamás”, lo que le produjo una bacteria en la médula espinal que le afectó la movilidad, al mismo tiempo, tuvo que ser operada de apendicitis y por los medicamentos que tomó, sufrió un aborto espontáneo y perdió a su hijo. Luisa Fernanda contó su historia en un video publicado en Facebook.

“Empecé con un dolor de espalda impresionante, unas punzadas muy feas, sentía hormigueo en los pies (…) llamé a mi mamá, le conté que me sentía muy mal y ella me dijo que fuera al hospital donde me encontraron los pulmones inflamados y me mandaron Ibuprofeno, pero no me lo tomé porque estaba en embarazo y me daba miedo perder al bebé”, contó la mujer.

A los 15 días, Luisa estaba internada en un hospital de Villavicencio, llegó en silla de ruedas porque ya había  perdido la sensibilidad de sus piernas.

A través de una resonancia, los médicos se dieron cuenta que tenía una infección en la espalda, por lo que fue sometida a varias cirugías para drenar y lavar la columna. Además de varios medicamentos recetados para contrarrestar la bacteria, lo que le produjo la perdida de su bebé.

“Cuando el neurocirujano me dijo que no iba a volver a caminar durante un tiempo, fue muy duro porque en realidad una juventud en una silla de ruedas no es buena “, dijo la joven.

Ahora, Luisa Fernanda Buitrago está a la espera de una nueva cirugía, que le da la esperanza de volver a caminar.

También te puede interesar