Ad
Ad
Ad
Ad
Nacional

Cae una red de trata que inducía a jóvenes a tener relaciones sexuales con miembros de las disidencias

Los detenidos, todos de nacionalidad venezolana, reclutaban a sus víctimas en Norte de Santander y les ofrecían falsas ofertas de trabajo en Nariño

Ad
Cae una red de trata que inducía a jóvenes a tener relaciones sexuales con miembros de las disidencias

La Fiscalía capturó a cuatro miembros que conformaban una red de explotación sexual, y cuyo modus operandi consistía en reclutar ilegalmente a adolescentes y mujeres, quienes mediante engaños los contactaban para sostener relaciones sexuales con integrantes de las disidencias de las Farc, quienes frecuentaban un bar de Tumaco (Nariño).

Las capturas fueron hechas tras diligencias adelantadas por la Policía Nacional, en zona rural del puerto nariñense, junto con el apoyo del Ejército Nacional.

Los detenidos, todos de nacionalidad venezolana, fueron identificados como: Misael Ángel Vegas Quintana, alias ‘Nené’; su hija, Dayerlín Angélica Vegas Gutiérrez, alias ‘Bebé’; Stefanis Yamileidis Herrera Avinazar, alias ‘Fefi’; y Dalia Josefita Caigua Castillo. 

El material probatorio recolectado establece que Caigua Castillo, al parecer, era la persona encargada de contactar a las víctimas en Norte de Santander, con falsas promesas: pues las convencía con ofertas de trabajo en Tumaco. Para ese propósito les proporcionaba dinero para cubrir el traslado por vía terrestre, la alimentación y otros gastos.

También puedes leer: Magnicidio de Carlos Pizarro: abren investigación contra el exdirector del DAS, general (r) Maza Márquez

Al llegar a Tumaco eran recibidas por ‘Bebé’ y ‘Fefi’, administradora y empleada del establecimiento de comercio, respectivamente. Estas dos mujeres, presuntamente, alojaban a sus víctimas en el bar y las notificaban de una deuda por la suma que habían recibido inicialmente: pues les fijaban valores muy por encima de lo que realmente les habían entregado. 

Mientas las jóvenes pagaban esa “deuda”, eran sometidas a jornadas extensas en las que debían atender varios hombres al día; no tenían momentos de descanso ni podían usar celulares o comunicarse con sus familiares.

Si incumplían con las normas, como incumplimiento de horarios y salidas sin permiso del bar, eran multadas. En medio de ese andamiaje, era alias Nené quien ejercía control sobre el bar y realizaba diferentes oficios.  

A estas personas se les imputó los delitos de concierto para delinquir agravado y trata de personas, cargos que a la postre no aceptaron, y fueron enviados a una cárcel.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News