Ad
Ad
Ad
Ad
Nacional

Vía Bucaramanga-Barrancabermeja: ¿cuándo se reabrirá y qué alternativas hay?

La situación actual de la vía Bucaramanga-Barrancabermeja, cerrada por un deslizamiento de tierra. Conoce cuándo se prevé la reapertura, las alternativas de ruta por San Alberto, Cesar, y cómo afecta a los usuarios con incremento en tiempos y costos de viaje.

Ad

La vía que conecta a Bucaramanga con Barrancabermeja, una de las más importantes para el departamento de Santander, se encuentra cerrada desde el pasado domingo primero de octubre, cuando un deslizamiento de tierra destruyó el asfalto y obligó a la evacuación de varias familias.

El deslizamiento se presentó en el kilómetro 42, en el sector de Lisboa y Brisas, en el municipio de Lebrija, debido a una falla geológica que generó el colapso de la carretera. En el lugar se puede observar cómo hay grietas de lado a lado de la vía y cómo un camión quedó enterrado en el lodo.

Según la Concesión Ruta del Cacao, entidad a cargo de este corredor vial, el arreglo de este tramo podría tardar al menos cuatro meses, es decir, hasta el 2024. Por ahora, la entidad revisa los daños y realiza las labores de remoción de material y estabilización del terreno.

Mientras tanto, los usuarios de esta vía deben tomar la ruta alterna que es por San Alberto, Cesar, para poder llegar a Barrancabermeja o viceversa. Esta opción implica un aumento en el tiempo de viaje, el costo del peaje y el pasaje.

De acuerdo con la Terminal de Transporte de Bucaramanga, los pasajes a diferentes destinos desde la ciudad de los parques han subido entre cinco mil a 10 mil pesos. Por ejemplo, para ir a Barrancabermeja antes se cobraba 25 mil y ahora vale 30 mil. A San Vicente de Chucurí se cobraba 35 mil y ahora el pasaje está en 45 mil. A Cimitarra el pasaje quedó en 45 mil, a Puerto Berrío el trayecto quedó en 55 mil pesos y lo mismo sucede con Puerto Wilches y San Pablo, sur de Bolívar.

Además, el cierre de la vía ha traído graves afectaciones tanto de movilidad como de economía para los sectores de transporte de carga, alimentos, pasajeros, agricultores y los buses intermunicipales.

Por su parte, la Gobernación de Santander, junto con la Cruz Roja, la Defensa Civil y la Defensoría del Pueblo, ha apoyado la evacuación de las familias y los vehículos que se encontraban en riesgo por el deslizamiento. Hasta el momento, 40 personas han sido evacuadas y se recomienda la evacuación de 10 personas más que aún permanecen en el sitio.

La situación ha generado preocupación y malestar entre los habitantes de la región, que esperan que se agilicen las obras de reparación y se garantice la seguridad y la conectividad en esta vía vital para el desarrollo de Santander.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News