Publicidad
Cargando...
Nacional

Preocupante: incendios forestales en Colombia arrasan frailejones en Páramo de Berlín

El incendio en el Páramo de Berlín ya ha consumido más de 300 hectáreas de vegetación, incluyendo 40 hectáreas de valiosos frailejones.

Publicidad
Frailejones
Foto @MelyMunera

En los últimos días, el fenómeno de El Niño ha desatado su furia en Colombia, manifestándose de manera cruenta a través de numerosos incendios forestales que amenazan a las principales ciudades del país y consumen extensas hectáreas de los paisajes emblemáticos colombianos.

La combinación de la persistente ausencia de lluvias y récords de altas temperaturas ha creado el escenario perfecto para el desencadenamiento de 21 incendios activos en diversos departamentos como Santander, Norte de Santander, Boyacá, Vichada, Antioquia y Cesar.

El Páramo de Berlín, parte esencial del complejo paramero de Santurbán, ha sido víctima de las llamas, dejando un panorama realmente preocupante con cientos de frailejones, conocidos como las “fábricas naturales de agua”, arrasados. Estos frailejones desempeñan un papel crucial en la regulación de flujos hídricos, alimentando manantiales esenciales para el abastecimiento de agua potable al noreste de Colombia.

Frailejones
Foto @MelyMunera

Con un ritmo de crecimiento de apenas un centímetro al año, los frailejones se han convertido en un símbolo de resistencia ante las condiciones climáticas extremas. Sin embargo, el incendio en el Páramo de Berlín ya ha consumido más de 300 hectáreas de vegetación, incluyendo 40 hectáreas de estos valiosos frailejones.

Frailejones
Foto @MelyMunera

Por su parte, Bogotá no ha escapado de la amenaza, con al menos cuatro incendios activos en este momento, según el alcalde Carlos Fernando Galán. Medellín también ha sido afectada, aunque los bomberos han logrado controlar 10 incendios en la región.

Bogotá incendios
Foto AFP

Las autoridades declararon el inicio del fenómeno de El Niño en noviembre pasado, alertando sobre las consecuencias que podrían desencadenarse, incluyendo incendios y sequías. Este fenómeno climático, vinculado al aumento de la temperatura del océano Pacífico, genera lluvias en algunas áreas y sequías en otras, exacerbando la vulnerabilidad de la vegetación.

Expertos indican que la actual sequedad de la vegetación, combinada con temperaturas récord, ha creado un alto riesgo de incendios forestales. En varios puntos del país se registraron temperaturas que alcanzaron los 40,4 grados, contribuyendo al combustible disponible para los incendios.

Ante esta grave situación, el presidente Gustavo Petro presidió una reunión ministerial y anunció la declaración del estado de “desastre natural“. Más de 500 incendios han sido registrados, afectando a 60 municipios en situación de estrés hídrico.

Los incendios no solo amenazan el bienestar de la sociedad, sino que también tienen un impacto devastador en la fauna silvestre y los ecosistemas. Aunque se espera que El Niño finalice en abril, las autoridades advierten que lo peor podría estar por venir, con febrero representando uno de los meses más secos y propensos a incendios forestales.

De momento, la atención se centra en la preservación de los frailejones, nuestros guardianes del agua, cuya supervivencia es fundamental para la sostenibilidad ambiental en Colombia.

Le puede interesar: Petro anuncia que pedirá ayuda internacional para combatir los incendios forestales

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News