Ad
Ad
Ad
Ad
Nacional

Petro llega a la Plaza de Bolívar para pedir perdón a las madres de Soacha por “falsos positivos”

Estos jóvenes procedentes de Soacha fueron engañados con promesas de falsos trabajos para ser asesinados y presentados como bajas guerrilleras

Ad
Petro llega a la Plaza de Bolívar para pedir perdón a las madres de Soacha por “falsos positivos”

Quince años le ha tomado al gobierno colombiano pedir perdón por los conocidos como “falsos positivos”; ejecuciones extrajudiciales cometidas por el Ejército en contra de jóvenes inocentes que hicieron pasar por guerrilleros para inflar los logros contra la guerrilla de las FARC.

Este martes, en la Plaza de Bolívar, de 6.402 asesinatos (según cifras de la JEP), Gustavo Petro y el ministro de Defensa pidieron perdón por 19 jóvenes que fueron ‘falsos positivos’ del año 2008 en el departamento de Norte de Santander.

Le puede interesar: “No los queremos matar en el campo de batalla”: Petro a disidencias de alias Iván Mordisco

Estos jóvenes procedentes de Soacha fueron engañados con promesas de falsos trabajos para ser asesinados y presentados como bajas guerrilleras en combate por el Ejército en Norte del Santander.

A pesar de los años, no hay una sola madre a la que no se le quiebre la voz cuando pronuncia en alto en nombre de su hijo: “Soy madre de Diego Armando Marín Giraldo, un chico asesinado por la Brigada 15 de Norte de Santander”, alegó Rubiela Giraldo.

Quién dio la orden

“Muchas gracias”, se han limitado a decir algunas madres al coger el micrófono, después de repetir el nombre de sus hijos. Pero, a pesar de la gratitud por el acto, las madres incidieron en que llega tarde y las excusas vienen por parte de un Gobierno que no tuvo que ver en los hechos: “este acto debe ser un acto de perdón y no debería ser el ministro que está actualmente (el que lo haga)”, aludió Martínez.

Mientras que Florinda Hernández, madre de Elkin Gustavo Verano Hernández, asesinado el 15 de enero de 2008, señalaba directamente: “era Juan Manuel Santos, el que debería haber estado presente para que nos diera la cara y nos pidiera perdón”, criticó.

Santos, quien como presidente ganó el Premio Nobel de la Paz en 2016 tras firmar la paz con las FARC, fue uno de los ministros de Defensa durante los peores años de ejecuciones extrajudiciales, que coincidieron con el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

La JEP, el tribunal especial creado por el acuerdo de paz, que es el que más lejos ha llegado juzgando este episodio, ha determinado que las fuerzas armadas desarrollaron un “patrón macrocriminal” en el que participaron también los paramilitares y que acabaron con la vida de 6.402 jóvenes, sobre todo de bajos recursos.

Desde entonces, madres como las de Soacha han emprendido una búsqueda por sus hijos, por recuperar los cuerpos que fueron desaparecidos, pero también por exigir justicia y saber “quién dio la orden” para que los asesinaran.

“Nuestra lucha no termina y seguiremos adelante para lograr encontrar a los verdaderos  responsables y encontrar y saber quién dio la orden de cometer estos crímenes”, alegó Jackelin Castillo, hermana de Jaime Castillo y presidenta de las Madres de Víctimas de Falsos Positivos (Mafapo).

Temas Relacionados:

Ad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News