Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.814,94
  • Euro$ 4.140,06
  • MSCI COLCAP1.409,28
  • Petróleo (Brent)US$ 81,9
  • Petróleo (WTI)US$ 77,57
  • Café (lb.)US$ 2,20
  • Oro (oz.)US$ 2.415,70
  • UVR$ 370,60
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Nacional

¡Padre incansable! 30 años de lucha por justicia para su hija: el caso Nancy Mestre

A pesar de los obstáculos legales y los años de espera, Martín Mestre nunca renunció a su búsqueda de justicia. Su dedicación y determinación finalmente llevaron a la extradición de Saade a Colombia, donde enfrentará una condena de 27 años de cárcel por los delitos de homicidio y acceso carnal violento.

Publicidad
caso Nancy Mestre
Foto: Policía Nacional y @erikrojasarenas

Después de una búsqueda que duró tres décadas, la persistencia y determinación del padre de Nancy Mestre finalmente dieron sus frutos. Este jueves, las autoridades brasileñas entregaron a Jaime Saade Cormane a las autoridades colombianas. Este hombre, condenado por el cruel asesinato de Nancy Mestre en la madrugada del 1 de enero de 1994, finalmente enfrentará la justicia por sus crímenes.

La trágica historia de Nancy Mestre comenzó cuando Saade la llevó a una fiesta de Año Nuevo. Horas después, Nancy fue encontrada en una clínica de Barranquilla, desnuda y con un impacto de bala en la cabeza. A pesar de los esfuerzos médicos, murió ocho días después.

En la madrugada del 31 de diciembre de 1993, la familia Maestre celebró el Año Nuevo en la ciudad de Barranquilla, Nancy Mestre estuvo compartiendo junto a sus padres y luego pidió permiso para ir a la casa de Jaime Saade, quien la recogió en su hogar.

Sin embargo, la tragedia comenzó cuando el 1 de enero de 1994, su padre, Martín Mestre, no tuvo noticias de su hija, por lo que decidió ir a buscarla a la casa de Saade. Una vez allí, la mamá de Jaime le dijo que Nancy había sufrido un accidente y la trasladaron a la Clínica del Caribe.

Acto seguido, a Martín le informan que Nancy había ingresado a cirugía por un impacto de bala que tenía en la cabeza. Después, durante el proceso de recuperación, Nancy murió.

Lo que siguió fue una búsqueda de esas que solo un padre puede hacer, Martín Mestre, dedicó gran parte de su vida a encontrar al asesino de su hija. Incluso cuando las autoridades perdieron la pista de Saade, Martín continuó su búsqueda. Gracias a su persistencia, Saade fue finalmente capturado en 2020 en Brasil, donde se había escondido bajo una nueva identidad y había formado una familia.

A pesar de los obstáculos legales y los años de espera, Martín Mestre nunca renunció a su búsqueda de justicia. Su dedicación y determinación finalmente llevaron a la extradición de Saade a Colombia, donde enfrentará una condena de 27 años de prisión por los delitos de homicidio y acceso carnal violento.

La entrega de Saade a las autoridades colombianas se espera y sea el final de una larga batalla por la justicia, una que Martín Mestre nunca estuvo dispuesto a abandonar.

Le puede interesar: Canciller Murillo reitera oposición a sanciones contra Venezuela en visita a Washington

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News