contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Nacional

De no haberse cerrado la compuerta hubiera colapsado Hidroituango

Featured Video Play Icon

06-Feb-19

Un estudio de la firma de Soluciones de Ingeniería Integral alertó a la Junta Directiva de EPM sobre el alto riesgo de la obstrucción generada por las presiones entre el embalse y el tramo inicial del túnel de conducción superior. El macizo rocoso y la obra corrieron peligro.

Gustavo Jiménez Arango, gerente de la Sociedad Hidroituango, aseguró que “si realmente no se hubiera cerrado la compuerta en cualquier minuto, en horas o días se hubiera podido dar una situación de colapso dentro del macizo que afectaría el cierre de la compuerta, si esa compuerta se hubiera afectado, no se podía haber cerrado y se perdería completamente el control de las aguas dentro del proyecto, lo que hubiera, prácticamente, colapsado bajo esta situación el proyecto”.

Para el geólogo, máster y doctor en geociencias, Oswaldo Ordóñez, Hidroituango sigue en estado crítico. “Comparativamente es un enfermo en cuidados intensivos, todavía está. La decisión que se tomó ayer era una decisión que se tenía que hacer o se corría el riesgo de que la casa de máquinas y todas las compuertas tuvieran un colapso, significa exponer no sólo la obra sino principalmente las comunidades. Del mal menor se tenía que cerrar”.

En aproximadamente tres meses se podrá ingresar a casa de máquinas para evaluar los daños.

Por su parte, Álvaro Ospina, director de desarrollo del proyecto Hidroituango indicó que “tardará unos meses en que podamos entrar con seguridad y poder limpiar y evacuar todos los escombros, lodo y todo lo que haya en la casa de máquinas, lo que se nos haya dañado e impactado. Eso tardará un tiempo, primero hay que asegurar estructuralmente los accesos a la casa de máquinas, todos los túneles que no pongan en riesgo a las personas y entraríamos a evaluar“.

Los 2.400 megavatios que produciría desde noviembre de 2018 la que sería la hidroeléctrica más grande de Colombia, tendrán que esperar hasta por lo menos el segundo semestre de 2021.

También te puede interesar