Publicidad
Nacional

Polémicas financiaciones de campañas, ¿punto que une a empresarios, desde Christian Daes y Euclides Torres hasta Ardila Lülle y Santo Domingo?

Los videos de Nicolás Petro ante la Fiscalía pusieron sobre la mesa la influencia de dineros de dos grupos empresariales a campañas políticas, tanto del presidente Gustavo Petro como de la primera dama, Verónica Alcocer.

Publicidad
Polémicas financiaciones de campañas, ¿punto que une a empresarios, desde Christian Daes y Euclides Torres hasta Ardila Lülle y Santo Domingo?
Fotos: Infobae // Archivo

El pasado sábado 30 de septiembre, la Revista Semana sacó a la luz videos con las reveladoras declaraciones que hizo Nicolás Petro frente a la Fiscalía sobre el ingreso de dineros irregulares durante la campaña de su padre, el presidente Gustavo Petro.

Las revelaciones vuelven a poner en el foco de la agenda pública el controversial “matrimonio” entre los empresarios y las campañas políticas, pero en esta ocasión, apuntan a implicar a otros dos grupos empresariales – más allá de los más grandes del país, y que suelen ser referenciados en estos temas.

Euclides Torres – Christian Daes

Euclides Torres, líder político en la región Caribe, ha sido involucrado en el escándalo que desataron las declaraciones de Nicolás Petro, por su presunta participación en el mencionado financiamiento irregular de la campaña del presidente de Colombia, Gustavo Petro.

Nicolás Petro, hijo del presidente, declaró que su padre estaba al tanto de que Torres era el principal financiador en la región Caribe.

Torres financió eventos y la estructura de campaña del presidente, según Nicolás. Además, ha establecido un “negocio lucrativo” relacionado con el tránsito; a pesar de cargos previos de cartelización, continúan algunas prácticas que apuntan a imponer “cada vez más trámites obligatorios a los ciudadanos” y elevar las tarifas, saltándose la la libre competencia. Así lo revela un informe del portal informativo La Silla Vacía.

“Desde hace más de una década, el clan Torres viene impulsando leyes desde el Congreso que obligan a pagar revisiones técnico-mecánicas, cursos y exámenes de conducción, a través de un sistema conocido como Sicov”, precisa la investigación de La Silla Vacía.

Otro nombre que Petro hijo mencionó y relacionó con una supuesta financiación a Verónica Alcocer, primera dama, fue el del empresario Christian Daes, reconocido líder de una de las empresas más prósperas hoy por hoy en el Caribe colombiano: Tecnoglass, que cotiza en la Bolsa de Nueva York.

Según Nicolás, el barranquillero Christian Daes proporcionó grandes sumas de dinero para una campaña paralela de Alcocer.

Después de las consultas presidenciales, la campaña formal comenzó con el gerente Ricardo Roa, quien no estaba al tanto de la entrada de estos recursos. Hubo discusiones sobre la continuidad de María Antonia Pardo en la campaña debido a la insatisfacción de algunos allegados de Gustavo Petro, como Eduardo Noriega, Verónica Alcocer y Armando Benedetti. Esto de acuerdo con las revelaciones de Revista Semana.

Antes de la salida de la jefa de comunicaciones de la campaña, el dinero de  Daes no habría estado destinado a la presidencia de Gustavo Petro, sino a una campaña paralela de Verónica Alcocer para mejorar su imagen de liderazgo femenino en la campaña nacional. El objetivo era que Verónica Alcocer ejerciera un liderazgo propio y “destacara” dentro de la campaña presidencial para atraer la confianza de las mujeres hacia el candidato Gustavo Petro, de acuerdo con las revelaciones de los videos de Nicolás Petro ante la Fiscalía.

Ardila Lulle – Santo Domingo

La Organización Ardila Lülle (OAL) y la familia Santo Domingo, los dos grupos empresariales más importantes en Colombia, también realizaron aportes significativos a campañas electorales, entre presidenciales y legislativas, sumando cerca de 23.000 millones de pesos.

En las elecciones de 2022, donaron más de 17.000 y 6.000 millones de pesos a 13 partidos políticos en las categorías presidenciales y legislativas, respectivamente. La ley permite a las empresas donar a campañas políticas, pero con una restricción del 10 % del total a un solo partido, lo que podría ser evadido fácilmente al tener varias empresas.

La OAL realizó donaciones a través de empresas como Postobón y los ingenios Providencia, Risaralda e Incauca. Mientras tanto, el grupo Santo Domingo donó a través de Valorem y Bavaria.

Las donaciones de estos grupos se centraron en partidos tradicionales de centro y derecha, sin ningún aporte al Pacto Histórico.

La riqueza de Carlos Ardila Lülle se diversifica en diversas empresas, incluyendo medios de comunicación, bebidas, industria azucarera, automotriz y deportes.

La OAL ha apoyado financieramente a partidos como La U y el Partido Liberal, así como al Partido Conservador y el Centro Democrático, además de algunos partidos de oposición y alianzas políticas. Por su parte, la familia Santo Domingo es conocida por su riqueza y liderazgo en medios de comunicación, logística, comercio, energía, turismo y más. Luis Carlos Sarmiento, el hombre más rico de Colombia, donó más de 11.000 millones de pesos a partidos políticos en 2022, a través de Adminegocios y el Grupo Aval.

Estas donaciones generan preocupación porque pueden realizarse fuera de campaña y sin límites claros, lo que crea desigualdad entre los partidos.

Los tres principales grupos empresariales en Colombia ejercen una influencia significativa en las finanzas de varios partidos políticos, financiando gastos operativos, candidatos y campañas publicitarias.

Particularmente, el Partido Liberal, el Partido Conservador y el Centro Democrático reciben una gran proporción de sus ingresos de estos grupos empresariales, lo que influye en la aprobación de reformas legislativas en temas clave.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News