contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Nacional

Director de Clínica Cardiovascular de Cartagena denuncia ‘cartel de parasalud’

Featured Video Play Icon

02-Mar-18

En riesgo estaban los pacientes de la Clínica Cardiovascular de Cartagena, por el incumplimiento de las EPS para pagar las millonarias deudas que tienen con la entidad. Lo que generó un retraso de la clínica con el pago del servicio de energía por lo que Electricaribe amenazó con retirar el servicio.

La Clínica Jesús de Nazaret, es la única IPS Cardiovascular de Cartagena, que se vio en riesgo por una deuda con Electricaribe por 470 millones de pesos que no ha podido pagar a causa del incumplimiento de las EPS que le adeudan a la cardiovascular 12 mil millones de pesos.

”A nosotros Electricaribe lo que nos está haciendo es abusando de la autoridad en su posición dominante al querer ellos de manera abrupta interrumpir el servicio eléctrico”, aseguró Geral Meza, director de la Clínica Cardiovascular. 

Entretanto la vocera de Electricaribe, Ximena Fernández, indicó: “a este cliente se le dejó claro que debe entregar 150 millones como primera cuota a su deuda para no cortarle el servicio. Aquí no se está violando el derecho a la salud porque el cliente puede solicitar el servicio de energía con otra entidad; nosotros no estamos suspendiendo la energía, estamos cancelando el contrato”.

La cardiovascular cuenta con 200 camas para atender a pacientes que se están poniendo en riesgo al no contar con el pago de las EPS: Comfamiliar, Coosalud y Mutual Ser.

“Así como hubo para política, toda esta serie de alteraciones al margen de la ley, la salud no ha sido la excepción ya que aquí en Colombia está establecida la “Parasalud”, la salud está cartelizada donde prácticamente los gerentes de las EPS son los que determinan que harán con los recursos que se dan a través del presupuesto nacional para atender a los pacientes”, agregó Meza.

Según el director de la Clínica Cardiovascular los giros que destina el Gobierno nacional a través del Agres no son proporcionales a los pagos que se hacen a las IPS, lo que genera una crisis.

Por otro lado Electricaribe que tenía programado cancelar el servicio de manera definitiva dio una prórroga al centro asistencial para que el próximo abone 150 millones de pesos.

 

También te puede interesar