Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 4.040,20
  • Euro$ 4.393,81
  • MSCI COLCAP1.367,69
  • Petróleo (Brent)US$ 82,63
  • Petróleo (WTI)US$ 80,13
  • Café (lb.)US$ 2,38
  • Oro (oz.)US$ 2.399,10
  • UVR$ 374,08
  • DTF E.A. (90d)10,08%
Nacional

Denuncian abuso sexual a menores indígenas Embera asentados en Bogotá

El Distrito, en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), ha activado rutas de protección para los menores afectados

Publicidad
Niños indígenas

Una difícil situación vive la comunidad indígena Embera que está sentada hace varios meses en a capital del país; la gran mayoría tuvo que irse de su zona por el conflicto entre el ELN y el Clan del Golfo.

Según el último censo de la Unidad para las Víctimas, actualmente hay 2.183 personas de la comunidad Embera en la ciudad. De estas, casi el 90% son víctimas del conflicto armado, lo que ha intensificado su vulnerabilidad y la necesidad de medidas específicas para garantizar su bienestar.

En las últimas semanas, se han reportado varios casos de abuso sexual contra menores de edad en los resguardos indígenas en Bogotá. Entre el jueves pasado y el domingo, ocurrieron cuatro incidentes de violencia sexual que han generado una gran preocupación entre las autoridades locales.

El Distrito, en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), ha activado rutas de protección para los menores afectados y está trabajando para la judicialización y captura de los agresores.

Retorno y Reubicación de la Comunidad Embera

Un gran número de los Embera desplazados en Bogotá desean regresar a sus territorios de origen.

De los 2.183 Embera en la ciudad, 1.330 quieren retornar a sus lugares de origen, mientras que aproximadamente 460 prefieren ser reubicados en otras regiones del país. Sin embargo, este proceso depende en gran medida del cumplimiento de los compromisos por parte del Gobierno Nacional.

Le recomendamos leer: Distrito rescata dos perritos que eran fuertemente maltratados en una casa en Bosa

Los territorios de origen de los Embera, especialmente en regiones como Chocó, se encuentran en condiciones críticas debido al conflicto armado y la falta de infraestructura. La comunidad enfrenta serios problemas de acceso a educación, salud y medios de subsistencia. Esto ha motivado su movilización a Bogotá para exigir la garantía de sus derechos fundamentales.

Llamado al Gobierno Nacional

La alta consejera de paz y reconciliación del Distrito ha subrayado la necesidad de que el Gobierno Nacional cumpla con los acuerdos establecidos para facilitar el retorno y la reubicación de la comunidad Embera. La meta es desocupar el Parque Nacional para agosto, pero esto depende del apoyo y compromiso del gobierno central.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News