contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Internacional

La historia detrás del ‘hombre que cae’, la foto más extraña de los atentados a las torres gemelas

11-Sep-19

Este miércoles se conmemoran los 18 años del atentado a las Torres Gemelas, que cobró más de 3.000 vidas en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

Muchas fotografías, que se conocieron, minutos después de la tragedia, mostraron al mundo la magnitud de esta catástrofe. Una de ellas es “The falling man” (el hombre que cae), tomada por el fotógrafo de AP, Richard Drew.

“Lo primero que vi fueron las dos torres y el humo y fuego que provenían de ellas”, indicó Drew para una entrevista a la revista Times.

Y añadió: Instintivamente agarré la cámara y fui tomando fotos mientras caían, hasta que fotografié lo que se conoce como ‘El hombre que cae’. Es una imagen bastante silenciosa, no es como tantas otras de desastres. No hay sangre, no hay vísceras, no hay gente pegándose tiros, pero la gente reacciona ante ella porque pueden conectar con esta imagen porque ellos podrían haber estado en esta situación”, resalta.

El artista, de origen norteamericano, cuenta que en un principio no sabía que tenía la imagen hasta que revisó una a una en su oficina de AP. “Esta es la fotografía”, se repetía a sí mismo.

Inmediatamente después de conocerse dicha imagen, se empezó a especular de quién podría ser el hombre, que en medio de su desespero, decidió lanzarse al vacío.

Primero, se dijo que se trababa del chef, especializado en pastelería, Norberto Hernández, que trabajaba en el restaurante “Windows of the World”, ubicado en los últimos pisos de la torre. Sin embargo, las personas que afirmaban, en un principio que sería Hernández, negaron que este fuera, después de analizar con detalle la foto.

Dos años después, la revista Esquire afirmó que la identidad de la víctima podría ser la de Jonathan Eric Briley, un técnico de sonido del mismo restaurante, pero nunca se tuvo certeza de esto, pues fue imposible encontrar el cuerpo del hombre.

Tras encontrar 19.500 partes de cuerpos sin poder identificarse, los investigadores dieron por cerradas las labores de reconocimiento en el 2005.  1.700 familias se quedaron sin poder recibir los restos de sus seres queridos, entre ellas, la familia del protagonista de una de las fotos más icónicas de uno de los atentados que más ha impactado al mundo.

Carolina Morales

 

También te puede interesar