contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Justicia

Exparamilitar que intentó ‘colarse’ al acuerdo de paz recibe ejemplar condena por tortura y homicidio

11-Mar-19

La Fiscalía logró algo más de 46 años de prisión para alias Solano o Gordo Quemado, excabecilla de una estructura paramilitar que secuestró, torturó y asesinó a Rómulo Flórez Getial, un reconocido comerciante de gasolina en Putumayo.

Posterior al secuestro de Flórez, ocurrido el 1 de noviembre de 2004, la esposa y la hija del comerciante recibieron varias llamadas en las que les exigieron 150 millones de pesos a cambio de pruebas de vida y la supuesta liberación. Parte del dinero fue pagado en cuotas; sin embargo, la información sobre la víctima era cada vez más escasa y confusa. Luego de varios días de incertidumbre, la comunidad alertó sobre la ubicación del cuerpo del comerciante quien, contrario a lo que las AUC manifestaron a los familiares, había sido torturado, asesinado y sus restos sepultados en una zona boscosa.

La Fiscalía demostró que alias Solano o Gordo Quemado, había insistido ante los jefes del entonces bloque sur en asesinar a Rómulo Flórez Getial porque creía que era auxiliador de las Farc y, al parecer, les suministraba combustible.

Así las cosas, el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Mocoa condenó a Solano, 46 años y 8 meses de prisión en calidad de coautor de los delitos de homicidio en persona protegida, secuestro extorsivo y tortura.

Además, alias Solano o Gordo Quemado deberá pagar a la esposa e hija de la víctima el valor equivalente a 200 salarios mínimos legales mensuales vigentes, algo más de 160 millones de pesos por concepto de perjuicios.

Desde el momento de su detención, alias Solano o Gordo Quemado permanece recluido en la cárcel La Picota, en Bogotá. En el último año, el excabecilla de la estructura urbana de las AUC en Puerto Asís presentó varias solicitudes para obtener la amnistía y, en consecuencia, quedar en libertad y recibir el tratamiento judicial especial que contempló el Acuerdo Final entre el Gobierno Nacional y las Farc, sin embargo las peticiones han sido rechazadas por los jueces especializados y, en segunda instancia, por el Tribunal Superior de Mocoa porque su más reciente actividad criminal y de la que hay evidencia acreditada en las últimas investigaciones en su contra, estaría asociada al entonces bloque sur de las AUC.

También te puede interesar