contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Justicia

‘El glifosato no ataca la médula del proceso del paz’: fiscal Martínez

Featured Video Play Icon

07-Mar-19

En su intervención en la audiencia que realiza la Corte Constitucional sobre el cumplimiento de la sentencia que ordenó suspender la aspersión aérea con glifosato hasta que no se evaluaran los riesgos de su utilización para la salud, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, sostuvo que “Colombia no es una sociedad viable con 200.000 hectáreas de coca”, defendiendo el uso del herbicida.

El jefe del órgano de control, reiteró que “el glifosato no ataca la médula del proceso del paz. Para los incrédulos, se dice en el acuerdo de paz, que el Gobierno de no ser posible la sustitución, no renuncia a los instrumentos que crea más efectivos incluyendo la aspersión”.

Para Martínez, el glifosato es una alternativa eficiente, “el 89 % de los casos produce la muerte de la planta de acuerdo con las estadísticas de Naciones Unidas” y manifestó que “no hay una evidencia científica concluyente de afectación a la salud”.

“Tenemos que apelar a todos los instrumentos disponibles, sin dogmas y con pragmatismos, advirtiendo la gravedad del fenómeno de los narco cultivos en Colombia”, agregó el jefe del ente investigador.

Por último, Néstor Humberto Martínez exigió que se cumplan los acuerdos de paz. “La erradicación a través de la sustitución voluntaria no puede hacerse como se definió en La Habana, a través de subsidios monetarios que hoy están financiando a las estructuras ilegales en los territorios, como lo evidencio algún diario nacional cuando demostró que el 10 % de esos subsidios están yendo a administrar a título de impuesto de guerra a los grupos armados organizados”.

“En La Habana se dijo en el punto 4136, que la seguridad alimentaria en los programas de sustitución voluntaria se haría a través de la entrega directa de mercados o su equivalente en bonos, para no repetir los pagos dinerarios que fueron los que alimentaron la resiembra por ejemplo en el Catatumbo, con la tragedia que eso ha significado en el Tibú”, concluyó.

También te puede interesar