Publicidad
Cargando...
Mundo

Video | La historia del niño que perdió a su hermano en bombardeos hechos por Israel

Los bombardeos no dan tregua a los palestinos. Las víctimas siempre serán los civiles.

Publicidad
video-historia-nino-que-perdio-hermano-bombardeos-hechos-por-israel
Foto: El mundo.es

La guerra entre Israel y Hamás sigue dejando víctimas en el norte de la franja de Gaza. En video se registró el momento en que un niño llora desconsolado por la pérdida de su hermano, luego de bombardeos hechos por Israel. El final de la tregua entre el estado y el grupo armado ya tiene nuevas consecuencias.

Un niño llora por los bombardeos de Israel. Acaba de perder a su hermano menor, quien yace sin vida en el suelo, sobre una bolsa para ser enterrado. Las imágenes son desgarradoras, el rostro de Saaed, su cabello, su ropa y sus manos están llenas de polvo. Con sus dedos toca el rostro del pequeño. Tiene los ojos cerrados, está pálido. Ha muerto. A su alrededor varios hombres rodean la escena, algunos piden quitar al niño para que puedan enterrar al menor, todo esto se desarrolla luego de que Israel y Hamás terminaran la tregua de cuatro días, que se extendió por unos cuantos más para intercambiar rehenes.

Pero los bombardeos se reanudaron luego de que este tiempo se acabó. Los edificios siguen cayendo, y con ellos, las vidas de más palestinos que se rehúsan a dejar el que es su hogar. El polvo que se levanta cada vez que las estructuras retumban contra el suelo cubren los rostros del horror, las víctimas mortales, que ya superan los diez mil fallecidos (según las autoridades de la Franja), son enterrados en fosas en medio del dolor de sus familiares.

Niño llora bombardeos Israel

¿Dónde está mamá?“, pregunta el superviviente. La busca en vano en su entorno. Otro menor intenta reanimar al pequeño fallecido calentando sus píes. Ignora que es insuficiente. “¿Dónde voy a tener otro hermano como tú?“, le pregunta al cuerpo, “¡No tendré otro hermano como tú!“, sentencia. Aunque intentan separarlo, él no se deja apartar de su hermano menor. Alguien dice que ha sido suficiente, y pone sobre los dos niños una bolsa con la que cubrirán el cuerpo.

Saaed se despide de él, sale de la bolsa, y dice: “Entiérrenme con él…“. Se levanta, y su dolor se transforma en un llanto que lo hace patalear. Alguien toma su hombro y dirige su mirada hacia el otro lado mientras grita. Su madre no llegó, pero le prometieron no enterrar a su hermano, hasta que ella lo viera.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por El Mundo (@elmundo_es)

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News