Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.878,07
  • Euro$ 4.201,02
  • MSCI COLCAP1.413,70
  • Petróleo (Brent)US$ 83,1
  • Petróleo (WTI)US$ 78,55
  • Café (lb.)US$ 2,18
  • Oro (oz.)US$ 2.374,70
  • UVR$ 370,95
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Mundo

Un año de la invasión rusa en Ucrania

Durante la guerra han fallecido más de 7 mil civiles, millares de soldados y se reportan más de 71 mil casos de presuntos crímenes de guerra

Publicidad
Un año de la invasión rusa en Ucrania
Foto: AFP

Se cumple un año desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, un conflicto que se convirtió en sinónimo de inimaginable sufrimiento y destrucción dado que durante la guerra han fallecido más de siete mil civiles, millares de soldados de ambos bandos y se han reportado más de 71 mil casos de presuntos crímenes de guerra.

El 24 de febrero de 2022, el sonido de las alarmas antiaéreas volvieron a sonar en Kiev y en gran parte de Ucrania por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, debido al comienzo de una invasión lanzada por Rusia que venía escalando desde el 2014, cuando Moscú se anexionó la península de Crimea.

El presidente Vladimir Putin anunció el inicio de la que llamó “operación militar especial” para “desmilitarizar” y “desnazificar” a Ucrania, con la que esperaba tomarse esta antigua república soviética en una ofensiva relámpago que empezó en diversos frentes y que durante los primeros días logró avanzar hasta apenas unos kilómetros de la capital, Kiev.

Por un segundo Rusia parecía tener éxito en su objetivo en medio del terror que producía ver los tanques y las tropas rusas durante su arremetida, que fue marcada desde su arranque por los abusos y la devastación causada por los implacables bombardeos de artillería y misiles.

Sin embargo, las fuerzas ucranianas lideradas por el presidente Volodímir Zelenski, se mantuvieron firmes y el presidente no abandonó el país pese a las recomendaciones de sus aliados occidentales.

También puedes leer: Unión Europea veta uso de TikTok en dispositivos oficiales de sus empleados

La inusitada resistencia de Kiev cambió la dinámica del conflicto y pese a que el Kremlin inicialmente ocupó importantes posiciones como la planta nuclear de Chernóbil, tuvo que ir retrocediendo poco a poco debido a las grandes dificultades logísticas para reabastecer sus tropas y el masivo apoyo militar que empezaron a ofrecer los aliados de la OTAN, liderados por Estados Unidos.

De una ofensiva relámpago se pasó a una guerra de desgaste y urbana que se convirtió en sinónimo de inimaginable sufrimiento, destrucción y terribles crímenes como los descubiertos en la ciudad de Bucha; donde centenares de cadáveres de civiles ejecutados a sangre fría, algunos de ellos con las manos atadas y señales de tortura fueron hallados en las calles y fosas comunes en esta localidad de las afueras de la capital ucraniana.

Y tras un año de guerra el conflicto parece lejos de terminar y se ha enquistado en el Donbás, una disputada región el este de ucrania que Rusia no logra dominar en su totalidad y que fue escenario de varias contraofensivas exitosas de las tropas de Kiev; que espera sofisticados sistemas antimisiles, tanques e incluso cazas de combate para responder a la importante movilización militar que realiza el Kremlin en esta zona.

A lo largo de la invasión han fallecido más de siete mil civiles y casi 12 mil han resultado heridos, según la ONU que reporta más de 71 mil casos de presuntos crímenes de guerra, mientras las agencias de inteligencia estadounidense estiman que al menos 200 mil combatientes de Moscú y Kiev habrían muerto o resultados heridos.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News