contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Internacional

Renuncia la encargada de América Latina en el Departamento de Estado de EE. UU.

08-Ago-19

Una nueva renuncia de una importante diplomática se da en el Gobierno Trump. Este jueves Kimberly Breier, de 46 años, quien es la encargada de América Latina en el Departamento de Estado de EE.UU., anunció su dimisión.

Breier se aleja de su cargo “por razones personales”, informó la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus. La renuncia, presentada el 24 de julio, se hará efectiva a finales de mes.

“Kim nos deja por razones personales (…) Después de dos años de trabajo por la noche y constantes viajes, Kim quiere volver a enfocar sus prioridades en casa”, explicó Ortagus en una rueda de prensa.

La portavoz detalló que Breier había presentado su renuncia el 24 de julio y que se hará efectiva a finales de mes.

El diario The Washington Post fue el primero en informar de la salida de Breier del Gobierno y aseguró que, en parte, renunció porque estaba cansada del control excesivo que la Casa Blanca intentaba ejercer sobre temas de su competencia, como las relaciones comerciales con México o la migración de Centroamérica.

La misma funcionaria esta mañana anunció su salida en un mensaje en español en Twitter, en el que agradecía al presidente de EE.UU., Donald Trump, y al secretario de Estado, Mike Pompeo, la “oportunidad” de ejercer ese puesto.

Antes de hacerse cargo de la cartera de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Breier fue directora del programa U.S.- Mexico Futures Initiative del centro de pensamiento Center for Strategic and International Studies (CSIS), del que era subdirectora.

También formó parte del equipo negociador que en junio llegó a un acuerdo con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por el que México se comprometía a aumentar la presencia policial en su frontera con Guatemala y a ampliar un programa para acoger a quienes solicitan asilo en EE.UU., a cambio de que Trump no impusiera aranceles a sus importaciones.

También te puede interesar