Publicidad
Cargando...
Mundo

Guardó una roca pensando que era oro, pero su hallazgo dejó a todos boquiabiertos

Un hombre australiano guardó durante muchos años una roca pensando que estaba hecha de oro, sin embargo, era algo mucho más importante.

Publicidad
Guardó una roca pensando que era oro, pero su hallazgo dejó a todos boquiabiertos
Foto AFP

En un asombroso hecho que tuvo lugar en Melbourne, Australia, a mediados del año 2015, un individuo conocido como David Hole realizó un descubrimiento extraordinario en el Parque Regional de Maryborough. La atención se centró en una imponente piedra de aspecto poco común, destacando por su tonalidad rojiza y un peso considerable, reposando sobre una base de arcilla amarilla.

En una entrevista con el periódico Sidney Morning, Hole compartió sus impresiones acerca de la singularidad de la piedra. En un principio, la extraña apariencia de la roca le llevó a especular sobre la posibilidad de que albergara una valiosa gema, e incluso llegó a considerar la opción de que pudiera tratarse de oro, dado el histórico fervor australiano por este precioso metal en el siglo XIX en la región. No obstante, sus intentos de abrir la roca mediante sierras, amoladoras angulares, taladros e incluso ácido resultaron infructuosos.

Después de una investigación exhaustiva, Hole logró desentrañar el misterio y descubrió que la piedra era, en realidad, un meteorito inusual. Explicó que estos objetos se forman al atravesar la atmósfera, fundiéndose en el exterior mientras la atmósfera les da forma, lo que da lugar a su peculiar apariencia.

Cabe destacar la vasta experiencia de Hole, quien ha dedicado más de 30 años trabajando en un museo, examinando miles de rocas. A lo largo de su carrera, numerosas personas llegaron vendiendo piedras asegurando que eran meteoritos, pero solo dos resultaron ser auténticos, siendo esta una de ellas. “Si encontrases una roca como esta en la Tierra y la levantaras, no debería ser tan pesada”, añadió.

Tras el hallazgo, Hole y un equipo de científicos decidieron abrir el meteorito, revelando un alto contenido de hierro y clasificándolo como una condrita ordinaria H5. Además, se encontraron diminutas gotas cristalizadas de minerales metálicos llamados cóndrulos.

Roca de oro
Foto Sciencie Alert – Museo de Melbourne

Este meteorito en particular probablemente proviene del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Algunos asteroides lo desplazaron de allí chocando entre sí, y un día terminó estrellándose contra la Tierra”, compartió Hole en una entrevista local, sugiriendo incluso que podría haber estado en la Tierra durante más de 500 años.

“Al observar la cadena de eventos, se podría decir que es bastante astronómico que haya sido descubierto“, concluyó Hole.

Teniendo en cuenta que hay meteoritos que tienen un valor cercano a los 10 mil millones de dólares, esta roca se convierte en un hallazgo de valor incalculable, pues su valor científico es mucho mayor que lo que el dinero puede comprar.

Le puede interesar: Grave accidente en Tunja: camioneta sin frenos se estrelló y dejó a cinco personas heridas

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News