Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.878,07
  • Euro$ 4.201,02
  • MSCI COLCAP1.407,76
  • Petróleo (Brent)US$ 82,12
  • Petróleo (WTI)US$ 77,72
  • Café (lb.)US$ 2,18
  • Oro (oz.)US$ 2.356,90
  • UVR$ 370,88
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Mundo

Fue por una reducción de senos y terminó con implantes y una liposucción

Publicidad
Fue-por-una-reducción-de-senos-pero-se-confundieron-en-la-clínica-y-terminó-con-implantes-y-una-liposucción

Una mujer de Estados Unidos contó el trauma que vivió luego de ir a una clínica para someterse a una reducción de senos, pero los médicos se confundieron y le realizaron por error una abdominoplastia extendida, una liposucción y un aumento de implantes mamarios.

Tiffany Mills, de 29 años de edad, le contó a Kennedy News el “peor dolor” de su vida luego de que despertara de su intervención quirúrgica. Según la mujer, la cirugía estética de abdomen la dejó con un dolor intenso porque “no tenía piel extra para tirar”.

Lea más: ¿Qué es el MIC-S, el síndrome que “podría aumentar” en los niños tras la variante Ómicron?

“Me tensaron demasiado la piel, lo que significaba que tenía mucho tejido cicatricial y no podía mantenerme erguida (…) Mi ombligo parecía una ranura para monedas porque me habían apretado lo más posible“, narró Mills.

La ‘terrible’ experiencia

Su ‘tormento’ inició en noviembre del año pasado cuando Mills, quien tiene tres hijos, decidió someterse a una reducción de busto para disminuir el dolor de espalda, hombros y cuello.

“Después de tener hijos, terminé con un sujetador de copa 32F y con dolor las 24 horas del día, los siete días de la semana (…) Soy una persona de 1,60 metros. Soy muy pequeña y mi médico me recomendó una reducción“, explicó la mujer.

Tiffany es madre de tres niños

Por ello, Mills pagó 8,203 dólares por adelantado para someterse a la cirugía, sin embargo, el 2 de noviembre cuando se despertó de la cirugía, la mujer que trabaja como enfermera se dio cuenta que su posoperatorio no andaba bien.

“Me desperté sintiéndome muy aturdida y recuerdo que el asistente médico me jaló de los brazos; me dijo que necesitaban la cama y que necesitaba levantarme”, recordó Mills.

Mire más: ELN voló el puente vehicular que comunica a Pailitas con el corregimiento de La Vega

“Realmente no me di cuenta de que tenía todas estas incisiones en el estómago hasta unas siete horas después cuando me desperté en un hotel, (reservado para la recuperación posoperatoria). Ni siquiera me mantuvieron en observación, me sacaron de allí lo más rápido que pudieron“, continuó.

La mujer relató que luego de despertarse en el hotel, notó una ‘carpeta’ en el estómago, por lo cual, procedió a retirárselo, pero se sorprendió al descubrir que tenía “una gran incisión de cadera a cadera y moretones en todos los costados”.

Conozca más: “Un ser humano de 6 meses, también tiene el derecho a nacer”: Marta Lucía Ramírez

“En mi pezón derecho -el pezón también- se había desprendido de la areola. Era como este enorme agujero negro. Sabía que también me pusieron implantes, porque estaban sentados en mi clavícula”, dijo Mills.

Posteriormente, llamó a la clínica a preguntar qué había sucedido, pero la recepcionista le colgaba de inmediato. Tras tanta insistencia, hasta el día siguiente le dieron respuesta y le afirmaron que “se había producido una confusión con su procedimiento”.

Las heridas de sus senos se infectaron y tuvo que someterse a tratamiento para controlar la infección

Desde ahí, todo empeoró para Mills ya que, dos semanas después tuvo que ser hospitalizada luego de que las heridas debajo de sus senos se infectaran, además encontraron coágulos de sangre en sus pulmones y piernas.

Mills duró cuatro días en el hospital y los siguientes dos meses tuvo que tomar antibióticos para curar las infecciones.

Mire también: Circula video de niños supuestamente consumiendo “vicio” en un colegio de Maceo, Antioquia

Luego de tres meses, la mujer ha estado luchando para ‘recuperar’ su vida ya que, todos esos procedimientos y tratamientos han generado un alto costo financiero, físico y psicológico, además de asegura que los médicos le dijeron que tomara esas cirugías como “gratuitas”.

“Me las arreglé para disputar el cargo de la cirugía con mi banco y recuperar el dinero. La clínica está tratando de combatirlo y afirmando que esto es lo que pedí“, precisó Mills.

Le puede interesar: (Video) Toma de rehenes en un robo a mano armada en tienda de Apple de Ámsterdam

De esta manera, Mills necesita volver a someterse a una cirugía correctiva, sin embargo, siente temor de entrar a un quirófano de nuevo.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News