Ad
Ad
Ad
Ad
Mundo

“Encendí agua caliente para que se llevara la sangre”: fría narración de Sancho sobre el crimen a Arrieta

Con visible tranquilidad y como si se tratara de una discusión normal: así narró Daniel Sancho, paso a paso, el crimen que cometió contra el cirujano colombiano

Ad
Daniel Sancho crimen

El crimen que confesó cometer el chef español, Daniel Sancho contra el cirujano plástico colombiano, Edwin Arrieta, continúa arrojando escabrosos detalles, a un mes de que la Policía de Tailandia manifestara contar con “suficientes pruebas” para incriminar al hijo de una pareja de actores (Rodolfo Sancho y Silvia Bronchano) y, a la postre, solicitar la pena de muerte.

Hace pocos días, durante la emisión de un capítulo del programa de TV español ‘Y ahora sonsoles‘ se revelaron fragmentos de los videos grabados por la Policía de Tailandia, en los que Daniel Sancho hizo la reconstrucción del asesinato, y la cual sorprendió por la fría manera en que el chef relató los hechos, como si se tratara de una discusión normal.

La primera imagen registra la llegada de Sancho a la vivienda, esposado y junto con un gran número de uniformados: allí pidió que le quitaran las esposas para exponer los hechos con precisión. Lo primero que contó allí fue el aparente móvil del crimen: antes de su accionar, Arrieta le había exigido tener relaciones sexuales, pero él se negó, alegando que la relación “no daba para más”.

“Estábamos hablando un poco de todo, lo que ya os he contado. Yo le dije que no quería, que lo sentía. Esto tiene que acabar. No quiero hacerlo más”, afirmó Sancho. “¡Tú eres mío!”, dijo uno de los policías, encargado de interpretar las acciones que Sancho afirmó haber hecho con el cuerpo de Arrieta.

También puedes leer: Insólito: avión no pudo despegar porque encontraron a un habitante de calle escondido en el tren de aterrizaje

Acto seguido, Sancho confesó que el colombiano comenzó a agredirlo, una vez el español tomó su maleta para marcharse de la habitación del hotel.

Él estaba ahí. Me levanté y le di un puñetazo… Estábamos hablando y yo empecé a elevar mi voz, y él también. Yo me levanté y él empezó a dar paso atrás. Yo empecé a hablarle más y le hice ¡bum! (refiriéndose al puñetazo). Fue por aquí”, expuso durante la recreación de la escena.

Tras ese puño, la cabeza de Edwin golpeó contra el lavamanos, pero cuyo golpe no produjo su muerte: Sancho aseguró que tomó de la cabeza a Arrieta y lo golpeó en esa parte del cuerpo, también contra el lavamanos, y ya con el claro propósito de matarlo.

“Esto estaba lleno de mucha sangre. En poco tiempo todo estaba lleno de sangre. Yo no me quedé aquí. Creo que le volví a golpear, una y otra vez”, explicó Sancho, con visible frialdad. “Abrí la ducha y encendí el agua para que se llevara toda la sangre porque había mucho. Puse el agua caliente a tope para que la sangre no coagulase y pegase.”, narró con tranquilidad, confesando que estuvo durante varios minutos deabulando por la habitación pensando en que iba a hacer con el cadáver.

Luego de ello, la Policía le pidió a Sancho detalles del desmembramiento del cuerpo, pedido en el que incluso uno de los policías le acercó un objeto para que fuera utilizado como el machete o la sierra con la que Sancho descuartizo el cuerpo, pero el español se negó a recibirlo, y continuó:

“Primero fue la mano y luego empecé… El resto lo puse dentro de las bolsas“, dijo Sancho, luego de exponer que, tras quitarle el reloj a Arrieta, inició cortando una de sus manos, dejando cada una de las partes dentro de las bolsas que luego utilizó para deshacerse del cuerpo.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News