Publicidad
Cargando...
Mundo

Crisis seguridad en Ecuador: un vistazo a la compleja trama de crimen organizado

La violencia en Ecuador está vinculada al narcotráfico colombiano. Aunque Ecuador no produce cocaína, la colaboración entre bandas colombianas y ecuatorianas agrava la situación.

Publicidad
Ecuador Colombia
Foto AFP

En los últimos días, Ecuador ha enfrentado una preocupante escalada de violencia, con bandas criminales tomando control de cárceles, medios de comunicación, universidades y las calles, sumiendo al país en un clima de terror. Este fenómeno, que ha llamado la atención a nivel nacional e internacional, tiene raíces interconectadas que se entrelazan con la situación del narcotráfico en Colombia.

Expertos en el tema sostienen que las dinámicas que vive Ecuador están fuertemente ligadas a los acontecimientos en Colombia, que sigue siendo el principal productor mundial de cocaína. Aunque Ecuador no produce cocaína, se ha convertido en un importante exportador, especialmente a través de su puerto de Guayaquil, epicentro de la violencia actual.

Expertos señalan que el aumento del tráfico de estupefacientes ha llevado a un preocupante incremento de la violencia en Ecuador. Datos del Ministerio de Interior ecuatoriano revelan un aumento significativo en la tasa de homicidios, pasando de 5,8 por cada 100,000 habitantes en 2018 a 44,9 en 2023.

Colombia desempeña un papel crucial en esta compleja trama. La llegada de delincuentes colombianos a Ecuador ha sido relacionada con el deterioro de la seguridad en el país. Bandas como ‘Los Choneros’, vinculadas a un cartel colombiano, han exacerbado la situación. Aunque la influencia actual de las bandas colombianas en los grupos ecuatorianos no está clara, existe una evidente colaboración en la producción y distribución de drogas.

La porosa frontera de 586 kilómetros entre Ecuador y Colombia ha facilitado esta cooperación, a pesar de los acuerdos para reforzar la vigilancia. La internacionalización de las bandas criminales, exacerbada durante la pandemia, ha generado una sensación de desgobierno e impunidad en la región.

Para abordar este problema de manera efectiva, los expertos sugieren una perspectiva global, superando las acciones individuales de cada país. No solo se trata de la colaboración entre fuerzas de seguridad, sino también de diálogos entre comunidades, autoridades locales y portuarias. La necesidad de compartir buenas prácticas y actuar en conjunto se presenta como la clave para enfrentar este desafío.

Le puede interesar: Colombia rechaza violencia en Ecuador y confía en que se estabilice situación de seguridad

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News