Publicidad
Mundo

Cambio histórico: Iglesia católica no recibirá más aporte económico del Estado argentino

El pasado 31 de diciembre de 2023, se finalizó el proceso que se había iniciado cinco años atrás para renunciar a su asignación mensual.

Publicidad
Cambio histórico: Iglesia católica no recibirá más aporte económico del Estado argentino

La Iglesia Católica en Argentina ha anunciado oficialmente su decisión de dejar de recibir el apoyo financiero del Estado. La Conferencia Episcopal Argentina informó que, el pasado 31 de diciembre de 2023, se finalizó el proceso que se había iniciado cinco años atrás para renunciar a la asignación mensual otorgada a los arzobispos y obispos de todo el país.

Además, en los próximos meses, se prescindirá de contribuir con financiamiento a los seminaristas diocesanos y se reemplazará por completo otra contribución destinada a los párrocos de frontera, otorgando ayuda a obras solidarias en su lugar.

Si bien el monto del aporte económico no era significativo, siendo alrededor de 55 mil pesos argentinos mensuales para un poco más de cien personas, e incluso menor para algunos seminaristas y párrocos de frontera, representaba tan solo el 7 % del presupuesto de la Iglesia.

No obstante, generaba controversia debido a que implicaba un respaldo financiero permanente para el sostenimiento de una religión específica en un Estado que no se declara confesional. Además, esta asignación había sido establecida por una ley durante la última dictadura.

¿Qué dice la ley en Argentina en cuanto al monto económico para la Iglesia?

En virtud del artículo 2 de la Constitución que indica que el gobierno federal sostiene el culto católico como marco de referencia, la ley 21.950 del año 1979 estableció que los arzobispos y obispos recibirían una asignación mensual equivalente al 80 % de la remuneración de un juez nacional de primera instancia.

Asimismo, la ley 21.540, un año antes, dispuso que los arzobispos y obispos que dejaran sus funciones por motivos de edad o invalidez percibirían una asignación equivalente al 70 %. Sin embargo, estos montos no habían sido actualizados desde hace varios años. Finalmente, un decreto emitido en 1980 también proporcionó ayuda económica a los párrocos de frontera y a los seminaristas diocesanos.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News