Publicidad
  • Dólar (TRM)$ 3.832,26
  • Euro$ 4.162,17
  • MSCI COLCAP1.435,86
  • Petróleo (Brent)US$ 83,89
  • Petróleo (WTI)US$ 80,02
  • Café (lb.)US$ 2,05
  • Oro (oz.)US$ 2.425,40
  • UVR$ 370,46
  • DTF E.A. (90d)10,23%
Mundo

Fue de fiesta y terminó arrojada desde un piso 16: el atroz feminicidio de Camila Aguilera

El caso de una joven que murió al ser lanzada desde un edificio podría quedar impune: sus padres aún desconocen como pasó y su victimario alegó un suicidio

Publicidad
Fue de fiesta y terminó arrojada desde un piso 16: el atroz feminicidio de Camila Aguilera

La familia Aguilera Sierra vive un holgado drama desde el 16 de junio de 2022, fecha en la que Camila Aguilera, una joven de 21 años murió tras ser lanzada desde el piso 16 de un edificio residencial en Quito (Ecuador), en medio de un incidente que sus parientes a la fecha desconocen, y cuyos cabos sueltos harían que el caso quede en la impunidad.

La última persona en verla con vida, según arrojan las pesquisas fue Carlos Yépez, su entonces pareja sentimental, con quien departía en su casa, junto a él y otros amigos (incluida la hermana de la víctima), la fecha en que aconteció la tragedia.

Cuando caía la noche, tanto Aguilera como Yépez sostuvieron una tensa discusión de pareja en una de las habitaciones de la casa del hombre. Minutos antes de que la joven y Emilia, su hermana mayor emprendieran marcha a casa, Carlos avisó que su novia presuntamente “se lanzó” desde la ventana de la edificación, a una gran altura, cuya caída le causó la muerte instantánea.

Desde entonces, ha pasado un año y cuatro meses de una muerte que se ha mantenido impune, y cuyo principal sospechoso (su exnovio) continúa en libertad, en medio de las actuaciones irregulares tanto de la Policía como el del señalado asesino.

También puedes leer: Israel confirma la muerte de 15 de los 137 rehenes que Hamás sigue reteniendo en Gaza

Un feminicidio de cientos en el país

El caso de Camila Aguilera se suma a los 277 de mujeres que fueron asesinadas por razones de género en Ecuador, en lo corrido de 2023.

David Revelo es quizá la persona que más ha documentado el hecho, de manera independiente: este joven utiliza la red social ‘X’ para recopilar casos de crímenes no resueltos. Sobre el caso de Camila, Revelo concluye que la impunidad del caso obedece a una “presión social” que surge uno de estos casos se viraliza masivamente, sumado a la normalización que ha tomado las muertes por violencia de género.

Sobre el señalado feminicida, Carlos Yépez, Revelo lo describe como un hombre “violento y controlador”, y sobre el que cursan tres procesos por violación a diferentes mujeres: una de ellas, prima de Camila Aguilera.

La joven conoció a Yépez en Quito, ciudad a la que Aguilera se mudó años antes junto con su hermana mayor a la capital ecuatoriana para “seguir sus pasos”, y estudiar medicina, pero su sueño de convertirse en doctora se truncó, cuando la joven cursaba cuarto semestre.

En la noche de los hechos, y según recopila Revelo, Aguilera compartió junto con su novio, hermana y otros tres amigos, quienes disfrutaban una tarde de copas y piscina: sin embargo, fue en la noche cuando Aguilera y Yépez comenzaron a discutir en un cuarto, y el joven comenzó al golpearla, agresión de la cual Emilia fue testigo e intervino para separarlos.

Tras ello, la pareja de hermanas realizó una videollamada a su madre, para relatar como Camila fue agredida: allí, su madre les pidió volver inmediatamente a casa.

Pero el horror comenzó minutos después, cuando Emilia pedía el taxi de regreso a su hogar: en ese momento, la joven no se percató de que no estaba con su hermana. Mientras la buscaba, Carlos salió del cuarto con rostro de “preocupación”, y dio la trágica noticia.

Desde entonces, una extensa investigación, que se ha visto inmiscuida en irregularidades ha acercado a una inculpabilidad del caso contra Yépez, sobre quien se ha determinado, por ejemplo, sus actuaciones durante y después de la muerte de Aguilera: su reacción “indiferente” ante la caída de su novia, así como contactos iniciales con abogados.

También se denuncia que tampoco se han tenido en cuenta los testimonios de los amigos de Aguilera, e incluso el acta del levantamiento del cadáver se inscribió que la muerte se trató de un suicidio. Otra de las inconsistencias tiene que ver como la estructura de la ventana por donde cayó Camila.

A la fecha, las autoridades del caso siguen cojeando: Carlos ha continuado con su vida, acudiento a fiestas y a otros eventos sociales, mientras que la familia exige, en medio de un doloroso duelo, justicia por la joven.

Por una ventana así cayó Camila Aguilera. (X/@skhunt)

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News