Ad
Ad
Ad
Ad
Empresas

Empoderamiento femenino en Sucre: transformación a través de agricultura y piscicultura

56 mujeres campesinas en Sucre lideran un cambio transformador a través de “Mujeres Productivas”, un proyecto de empoderamiento centrado en la agricultura y la piscicultura.

Ad
Empoderamiento femenino Sucre agricultura piscicultura
Empoderamiento femenino Sucre agricultura piscicultura

En el corazón de Canutal, Sucre, un grupo de 56 mujeres campesinas está protagonizando una iniciativa que va más allá de la agricultura y la piscicultura. En un contexto donde el papel de la mujer rural ha sido históricamente subestimado, estas mujeres han llevado adelante el proyecto “Mujeres Productivas”, un ejemplo tangible de empoderamiento femenino y desarrollo sostenible.

La mujer rural en América Latina, enfrentando desafíos históricos, encuentra en esta iniciativa una oportunidad para desafiar estigmas y contribuir significativamente al desarrollo económico y social. A pesar de que hay 58 millones de campesinas en la región, el 70% enfrenta desigualdades de género, con solo el 30% teniendo acceso a la tierra, según la OEA. Este proyecto busca cambiar ese panorama.

Desde 2016, estas mujeres, de forma independiente, crearon la organización Mujeres Productivas, y desde 2021, con el respaldo de Hocol y ACDesarrollo, han llevado a cabo diversas acciones para su crecimiento personal y económico. Proyectos como la instalación de piscinas de geomembranas, la cría y comercialización de cerdos, y la siembra de diversos productos agrícolas han sido implementados con éxito.

Kelly Bustamante, coordinadora de convenios regional Sucre de ACD, destaca que el objetivo central de “Mujeres Productivas” es contribuir al empoderamiento femenino y mejorar la seguridad alimentaria, la calidad nutricional y los ingresos económicos de estas mujeres y sus hogares. Más allá de ser solo sobre cosechas y piscinas, la iniciativa pretende desbloquear el potencial de estas mujeres, que han sido fundamentales en la vida rural.

Una de las acciones notables fue la entrega de un capital semilla para la producción, cría y comercialización del cerdo. Además, la instalación de piscinas de geomembranas con tecnología biofloc y la siembra de productos como ajonjolí, yuca, frijol y maíz destacan entre las acciones que no solo buscan la seguridad alimentaria, sino también el crecimiento económico sostenible.

Ginna Bulla, profesional de gestión social de Hocol en el norte de Colombia, enfatiza que este proyecto va más allá de los intereses corporativos y busca contribuir al bienestar de las comunidades. Los resultados son palpables: estas mujeres no solo cultivan alimentos para sus comunidades, sino que también han establecido pequeños negocios que fortalecen la economía local y allanan el camino hacia un futuro más sostenible.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News