Publicidad
Noticias

Ni siquiera en las IPS socias de Medimás están atendiendo a sus pacientes

Publicidad

La atención a los pacientes de la recién creada EPS Medimas es motivo de más de diez mil quejas en un mes y medio. Ni siquiera en las IPS dueñas de la EPS reciben a sus pacientes, con el argumento de que aún no se han firmado los contratos. Las diferencias entre socios y su incapacidad administrativa se evidencian en las historias de sus pacientes.

  • Consuelo Garavito, esposa de paciente: Ósea que ¿la quimioterapia tampoco se la van a aplicar?
  • Funcionaria del Centro Nacional de Oncología: No, no señora. Comprendo que es una directriz de la presidencia de la EPS Medimás.

Esta fue la noticia con la que Consuelo Garavito se encontró. Pues le cancelaron a su esposo, Harold Serrano, la novena quimioterapia para tratar su cáncer en los huesos.

Su esposo lleva luchando 2 años para recibir una atención oncológica continua, pero no entiende cómo el Centro Nacional de Oncología, que es una de las empresas dueñas de Medimás, le cancela las citas. Al igual que el hospital San José, que también es socio de la EPS.

  • Funcionaria del Hospital San José: “Lo que yo le estaba tratando de decir es que los servicios con la EPS Medimás todos quedan cancelados”.
  • Consuelo Garavito: ¿Ustedes no son del grupo de Medimás como San José Centro?

Esa situación que vive Harold, la están viviendo otros pacientes afiliados a la recién creada EPS Medimás, la cual dice la Procuraduría no cuenta con la red de centros médicos suficiente para atender a los 5 millones de afiliados y deben intervenirla.

“Hay un registro de más de 10.000 quejas, más de 5000 solicitudes de información  que en su mayoría corresponden a dilatación de consultas médicas generales y especializadas, de entrega de medicamentos. Y restricción en la libre escogencia de EPS”, dijo el procurador Fernando Carrillo.

Esa es la otra dificultad que encuentran los pacientes, no pueden cambiarse de Medimás, como le pasó a Miller Parra, que tiene cirrosis y dos hernias que le generaron una infección, que no se la atendieron en los hospitales a los que le remitieron.

Miller Parra indicó que “Medimás según, empezó de ceros, entonces me toca esperar un año para poderme cambiar pero a mí no me pueden atar”.

La EPS respondió esta semana a las quejas de sus usuarios, diciendo que están revisando los contratos con los hospitales y clínicas, incluidos los de sus socios, y por eso la demora.

Medimás se comprometió a estar funcionando completamente en noviembre de este año.

Noticias UNO

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News