contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Bogotá

Así operaba la banda que robaba cesantías en Bogotá

Featured Video Play Icon

11-Feb-19

Luego de un trabajo de inteligencia que duró siete meses, la Policía de Bogotá logró desarticular una peligrosa estructura criminal denominada ‘La Octava’, donde se capturaron seis personas, entre ellas, una mujer.

Estas capturas se llevaron a cabo en medio de ocho diligencias de allanamientos, donde fueron halladas dos pistolas con sus respectivos proveedores y munición en poder del cabecilla conocido como alias Tegue.

Los integrantes de esta estructura criminal mediante engaños, ofrecían a las víctimas préstamos, compra de cesantías y supuestas asesorías legales, que habrían terminado en estafas, principalmente en la localidad de Puente Aranda.

“Los criminales tenían una empresa tipo fachada en la que captaban a sus víctimas, les facilitaban el dinero ‘prestado’ y les hacían firmar una serie de documentos que comprometían las cesantías. Cuando los delincuentes tramitaban las cesantías se quedaban con todo el dinero”, confirmó el coronel Carlos Rojas Pabón, comandante operativo de la Policía de Bogotá.

Los miembros de “La Octava” también se dedicaban al trámite fraudulento de armas legales e ilegales por lo que frecuentemente protagonizaban enfrentamientos violentos, incluso entre ellos mismos, principalmente por ajustes de cuentas derivados de hechos delictivos que habrían cometido en meses anteriores.

A los integrantes de la banda se les sindican al menos tres homicidios de los mismos delincuentes, que habrían cometido durante su accionar criminal.

Los investigadores cuentan con los testimonios de algunos de los ciudadanos a quienes estafaron bajo esta modalidad y hacen un llamado a quienes los puedan reconocer, para que también los denuncien.

Las interceptaciones telefónicas y los seguimientos a cada uno de los integrantes de esta peligrosa banda, señalan que podrían estar inmersos en temas de microtráfico y además sirvieron como prueba adicional para que, en la audiencia, un juez legalizara su captura, por los delitos de tráfico de armas, homicidio y concierto para delinquir.

También te puede interesar