En el municipio de Sabanagrande, Atlántico, se registró un masivo sepelio por el fallecimiento de un hincha del Junior. Las personas obviaron las restricciones de las autoridades por la pandemia.

En las imágenes se puede ver la multitud vistiendo camisetas del equipo barranquillero, en medio de un ambiente de bullicio.

Asimismo, algunos de los asistentes al funeral no usan tapabocas, y tampoco respetan los dos metros de distancia preventiva para evitar el contagio.

Según medios locales, la marcha recorrió las calles del pueblo hasta llegar al cementerio, donde las autoridades solo permitieron el ingreso de cinco personas.

El alcalde Gustavo de la Rosa afirmó a Zona cero, un medio del caribe colombiano, que aunque se le dieron las respectivas recomendaciones a la familia, estos habrían sido interceptados por un grupo de amigos del fallecido.

En redes sociales hay una indignación generalizada por el comportamiento de estos ciudadanos, a quienes acusan de no ser conscientes de las afectaciones del virus en la costa caribe.

Es más, el último informe de las autoridades de salud señaló que en el departamento del Atlántico ya hay más de 24.000 casos positivos de COVID-19, convirtiéndose en uno de los epicentros de la pandemia en Colombia.

Este es otro video del ruido que provocó el sepelio por la calles de Sabanagrande, en este se puede ver claramente la multitud de personas que no respetaron la medida sanitaria de aislamiento preventivo obligatorio.