Un curioso hecho se volvió viral en las redes sociales, luego de que una cámara de seguridad grabara el momento en el que un carro sin conductor atropellara a su propia dueña.

Todo ocurrió por un error de la conductora, que estacionó su vehículo sin freno de mano y se rodó hasta arrollarla y aprisionarla contra un objeto que había en la vía.

Según LADBible, quien publicó las imágenes, la mujer no resultó herida y logró volver al vehículo y seguir su camino.

Lo más curioso es que, al parecer, la mujer se había detenido porque vio unos huevos abandonados y decidió parar a recogerlos. Tras el incidente en el que su propio carro la atropelló, siguió recogiendo los huevos y luego se marchó, como si nada hubiera pasado.