A un hombre se le ocurrió decir que venía de Wuhan, la capital del Coronavirus, en un avión canadiense con 243 personas que tenía como destino Montego Bay (Jamaica).

El nombre del sujeto es James Potok, un artista y aspirante a influencer, quien pensó en hacer un video viral para las redes sociales, sin pensar en las consecuencias legales que ahora tendrá que afrontar ante la justicia canadiense.

En entrevista con CBC News, Potok relató que se puso de pie y dijo a los pasajeros: “¿Puedo llamar la atención de todos? Acabo de regresar de la provincia de Hunan (en referencia a Wuhan), capital del Coronavirus y no me siento bien”.

Ante semejante información, el personal del vuelo 2702 WestJet tuvo que calmar a la tripulación y proporcionarle un tapabocas y unos guantes a Potok.

Pero lo más grave es que su disparatada idea hizo que el avión tuviera que regresar al Aeropuerto Internacional Pearson de Toronto, donde fue arrestado y ahora tendrá que responder ante la justicia de ese país.

A continuación puede ver el momento en que Potok es sacado del avión, luego de insinuar que venía de China, origen del virus que ya cobró la vida de casi 500 personas en el mundo.

Julie Broderick, una mujer que estaba en el vuelo, describió a través de su Facebook lo que experimentaron las personas en esos angustiosos momentos

“Los pasajeros estábamos muy confundidos y preocupados. Supongo que este tipo pensó que era una broma divertida, pero todos estábamos muy frustrados (…) Debido a ese idiota, tuvimos que regresar a Canadá, donde lo arrestaron por un delito federal”, fueron algunas de sus palabras.

Finalmente el hombre pidió disculpas por su “ignorancia” y señaló que lo hizo por sus 30 mil seguidores en Instagram.