El empleado que fue increpado por La Segura en Miami dio su versión sobre qué sucedió al interior de un outlet.

Según Andrés Marín, todo inició cuando la influenciadora llegó directamente a buscar unos zapatos.

La creadora de contenidos digitales le pidió una talla de zapatos a una de empleadas que, desafortunadamente, no hablaba español.

Como, al parecer, no había la talla para La Segura, ella insistió en medirse los que estaban en exhibición.

“Tomó uno de los zapatos y se dirigió a una de mis compañeras que no hablaba español y trató de pedirle la talla que necesitaba, el cual no teníamos y como mi compañera pudo le dejó saber que no teníamos, igual ella insistió en probarse el que teníamos en la tienda”, inicia la explicación del hombre.

 

 

Fotos: Instagram @la_segura

 

Ante el disgusto de La Segura con esa vendedora, el empleado, que estaba atendiendo a otros clientes en esa tienda de Miami, se acerca para ver qué necesitaba la colombiana.

“Ahí es cuando yo vengo e interfiero en la situación (…) ella me pregunta por el segundo par de zapatos, se lo traigo, lo saco, lo abro para dárselo, cuando me acerco a ella me arrebata el zapato. Yo simplemente me voy y sigo atendiendo a otros clientes”, explicó.

Publicidad

Posteriormente, el empleado de la reconocida tienda de Miami se sintió agredido por parte de La Segura, quien en medio de la discusión le aseguró ser la ‘influencer número 1 de Colombia’.

“Ella fue muy grosera por haberme arrebatado el zapato (…) ella viene y nos dice que si no sabemos quién es ella, la influencer número 1 en Colombia, a lo cual le respondo que eso no le da derecho a ella a venir a la tienda a querernos tratar a nosotros de la manera en cómo nos están tratando”.

Finalmente, Andrés Marín insistió en que no fue grosero con La Segura y que tampoco es la persona que la joven está “desprestigiando en redes”.

 

 

La versión de empleado sobre discusión con La Segura: