Mientras un grupo de buzos grababa un documental sobre la migración de las ballenas en Sudáfrica, uno de los fotógrafos fue atrapado por un cetáceo.

Su esposa, que tenía una cámara en ese momento, grabó toda la escena. Sin embargo, lo que más sorprende es que minutos después la ballena escupió al hombre identificado como Rainer Schimpf.

“Estaba intentando fotografiar a un tiburón cuando todo se oscureció y sentí una presión. Supe al instante que una ballena me había atrapado”.

Luego de que fuera rescatado de las aguas y llevado a tierra firme, se pudo comprobar que el buzo salió de la ballena completamente ileso.

Te puede interesar:

Hallan ballena jorobada muerta a 15 metros de una playa de la Amazonía brasileña

Publicidad