Un activista de la asociación ecologista Greenpeace, que sobrevoló el estadio de Múnich en una especie de ultraligero antes del Francia-Alemania de la Eurocopa, estuvo a punto de estrellarse contra las tribunas.

El piloto sobrevoló la cancha de juego del Allianz Arena con un ala en el que estaba escrito el mensaje ‘Kick out Oil’ (‘Fuera petróleo’ en inglés), antes de quedar desequilibrado por un cable de la ‘Spider Cam’, la cámara aérea de la realización televisiva.

Mira también: Cristiano Ronaldo cambió Coca-Cola por agua ante millones de personas

Por unos momentos el piloto perdió el equilibrio y después de casi chocarse contra una de las tribunas, cayó, sin daños aparentes, sobre el césped del Allianz Arena.

Al menos uno de los espectadores ubicados en la tribuna, ligeramente sonado tras el choque, fue atendido por los servicios sanitarios del estadio, constató la AFP.

El activista fue detenido y la policía está tratando de identificarlo, indicó a la AFP un portavoz de las fuerzas de seguridad de Múnich.