Un video que muestra supuestas madres e hijos besándose en la boca ha generado estupor en redes sociales, pero se trata de una grabación sacada de contexto.

La publicación ha sido compartida miles de veces en redes sociales como Facebook, en las que se habla de una “campaña para ambientar el incesto” o de “promoción del sexo ¡entre madre e hijo!”.

El vídeo es real pero no su contexto: AFP Factual encontró que se trata de un cortometraje argentino difundido en 2018, sus protagonistas son actores y su intención era hacer una parodia.

“Muchos grupos feministas defienden las relaciones sexuales entre madre e hijo”, dice la publicación del 17 de enero pasado, la cual obtuvo más de medio millón de reproducciones, entre Facebook y Twitter.

En la primera imagen del vídeo se lee la frase: “Ya tenemos aquí la promoción del sexo ¡entre madre e hijo!”, igual que en otra entrada subida por una página web que habla de “campaña para ambientar el incesto”, compartida unas 500 veces, según la herramienta CrowdTangle.

“Esto es lo que quieren legitimar (…) somos sus conejillos de indias”, señala a su vez otra de las publicaciones.

Luego de verificar a través de la herramientas InVID*, AFP llegó al vídeo original: una pieza del director argentino Martín Piroyansky incluida en su serie “Agregados recientemente”, que fue publicada en YouTube el 1 de octubre de 2018 y definida en el canal como “serie de videos de humor no relacionados entre sí”.

¿Cuál era la intención del director?

“La idea era muy simple: parodiar un video que tiene más años, que se llama First Kiss, en el que hacían besarse a extraños (…) y registraba ese primer beso”, dijo a AFP Factual el director del filme, Piroyansky.

El creador argentino añade: “Me quedó esa idea de la incomodidad, de ver a un hijo besar a una madre, con beso de lengua, algo muy ridículo, incestuoso e incómodo”.

“No hay ninguna moraleja”, agregó Piroyansky, “es una parodia, me parece incómoda, graciosa”. El vídeo “First Kiss”, al que se refiere Piroyansky, es de 2014 y se puede ver acá.

Al igual que Piroyansky, uno de los actores del sketch, Santiago Korovsky, explicó en sus cuentas de Instagram y Twitter que el vídeo “intentaba ser de humor” y una “parodia” y expresó su desconcierto porque la pieza estuviera en una página para adultos.


Sobre la repercusión actual de las imágenes, el realizador, Piroyansky, consideró en entrevista con AFP: “El nivel de ridiculez es admirable, es admirable que pueda hacer esa lectura, es una mala interpretación”.

En conclusión, el vídeo viralizado en redes sociales donde se besan en la boca madres e hijos es, en realidad, una parodia argentina de otra pieza similar muy famosa.