Un particular hecho acaparada la atención en España y buena parte del mundo. Según informó el diario ibérico ABC, a una mujer de nacionalidad inglesa que se encontraba en Tenerife le encontraron una tortuga muerta al interior de su zona genital.

Según la descripción de las autoridades, la joven asistió a una fiesta junto a varios compatriotas, y tras varios excesos, terminó sosteniendo un encuentro sexual.

Hasta ahí parecía solo una noche alocada, pero con el pasar de las horas, la británica sintió insoportables dolores en la zona media de su cuerpo y decidió irse de urgencias.

El equipo médico inició el análisis y, tras varias pruebas, encontró a una pequeña tortuga muerta en la parte muscular de su tracto genital. Ante semejante descubrimiento, la jefa médica instauró la denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía, pero la afectada se rehusó a acusar a los responsables.

Publicidad

En su declaración, la mujer indicó que ignoraba la razón por la cual el animal había llegado hasta su vagina y tampoco pudo esclarecer si la tortuga murió en su interior o si ya no tenía vida cuando se la introdujeron. Eso sí, el hecho le produjo una severa infección por lo que tuvo que medicarse para no agravar las consecuencias.