Un caballo del equipo suizo tuvo que ser sacrificado el domingo, tras resultar lesionado en la prueba de cross, del concurso completo de los Juegos de Tokio, este domingo, anunció el comité olímpico suizo.

 

El caballo, Jet Set, se desgarró gravemente un ligamento de la pierna delantera derecha al aterrizar de un salto. “Debido a la gravedad de la lesión y al dolor que tenía, el caballo tuvo que ser sacrificado poco tiempo después”, precisa el comunicado del comité.

 

El caballero Robin Godel no resultó lesionado o herido en el accidente presentado en Tokio 2020.

El equipo suizo precisa que “pese al trágico accidente, se decidió participar en el concurso final de salto” del lunes.

 

La amazona suplente, Eveline Bodenmüller, montará a Violaine de la Brasserie, anuncia el texto.

Dicha decisión tomada en Tokio 2020 ha generado molestia entre algunas personas; sin embargo, esta se tomó para que el animal no sufriera más.