Michael Barnard, de 25 años, fue arrestado y sentenciado a 20 años de cárcel tras ser acusado de intento de homicidio por un violento ataque contra su esposa Shannon.

La joven, de apenas 21 años, recibió más de 40 puñaladas por parte de su pareja mientras dormía. Según el informe policial, fueron 14 heridas en el pecho, 4 en órganos y 10 en el abdomen, obligando al personal médico a aplicarle injertos de piel para su recuperación.

Al parecer, el descontrol de Michael se dio luego de que su esposa se enterara de que él había sido infiel y, además, de un señalamiento por el presunto abuso de una mujer.

Lo insólito de este caso, que tuvo lugar en Kent, Inglaterra, es que, en medio del interrogatorio para determinar la condena del agresor, a Shannon la cuestionaron sobre su futuro y su respuesta terminó sorprendiendo a más de uno:

«Solo lo esperaré para estar juntos y tener la vida que los dos queremos y tener una familia», según recogió el portal británico Mirror.

En medio de su declaración, la mujer dejó claro que lo visitará en la cárcel todas las veces que pueda y aguardará por él hasta que termine la condena.