La presentadora y empresaria, Sara Uribe, hizo pública la delicada situación económica que vive por culpa de la pandemia.

A pesar de ser una de las mujeres más reconocidas de la farándula colombiana, la paisa se ha visto afectada seriamente por los cierres generados por el Coronavirus.

Desde hace años, Sara Uribe decidió emprender con su negocio propio llamado ‘La Casa Mágica de Sara Uribe’, los cuales son salones de belleza que prestan todo tipo de servicios en distintas partes de Colombia.

Ante las nuevas cuarentenas, toques de queda y pico y cédulas, dichos lugares se han visto afectados.

Así lo reveló Sara Uribe, quien afirmó que tuvo que cerrar dos de las cuatro sedes que tenía abiertas, dejando a varias personas desempleadas.

Además, señaló que su empresa está prácticamente quebrada, ya que tiene una deuda millonaria por culpa de los arriendos que no puede pagar.

Publicidad

“Tengo dos sedes, tuve que cerrar otras dos, me dejaron prácticamente quebrada en la empresa, ¿cierto?. Estoy debiendo póngale más de 20 millones de pesos en arriendo en cada sede”, señaló.

A pesar de la situación, Sara Uribe mantiene la sede de Envigado y Bogotá, ubicada en el barrio Colina, abiertas al público y en los días que las autoridades le permiten.

Sin embargo, la situación sigue siendo crítica, teniendo en cuenta que no puede abrir todos los días de la semana.

“Llego a la empresa, a la empresa donde están mis empleados, donde me dicen que estamos trabajando tres días a la semana. Me toca responder por ellos, no los voy a echar a la calle porque mientras yo estoy cuidándome en una finca con mi familia, lo primordial es que todos mis empleados estén bien, estén cuidados, estén protegidos también y no les falte comida en sus casas ni cómo pagar las cuentas, entonces la responsable soy yo”, contó la presentadora.

La confesión de Sara Uribe sobre su situación y la amenaza de desalojo que tiene, se da luego de que varios la criticaran por no referirse a la Reforma Tributaria.

Mira sus declaraciones completas: